Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El mercado europeo de tabletas no volverá a crecer hasta 2021

  • Negocios

tablet familia hogar

A pesar de las mayores ventas destinadas al trabajo remoto y a la enseñanza a través de Internet, el mercado de tabletas ha descendido en el primer trimestre de 2020, y no parece haberse recuperado en el segundo. Y según los expertos de IDC, las perspectivas para el resto del año en EMEA son negativas, y las ventas probablemente no volverán a crecer hasta algún momento de 2021.

En los tres primeros meses del año los envíos al mercado global de tabletas alcanzaron 8,8 millones de unidades, lo que ha supuesto un descenso interanual del 9,6%. A pesar del aumento relativo de pedidos para el teletrabajo y la educación desde el hogar, estas ventas no han logrado paliar la caída constante del mercado de consumo, y no se espera que se logre recuperar en lo que resta de año.

Recomendados: 

WEBINAR >> Vídeo colaboración y reuniones virtuales para una comunicación efectiva Registro 

WEBINAR >> Automatización Inteligente de Procesos para asegurar la continuidad del negocio Registro

En su último informe, Helena Ferreira, analista de investigación de IDC para dispositivos de computación personal en Europa Occidental, comenta que “el cierre de las fábricas en China trajo al mercado problemas de fabricación y logística de la cadena de suministro, lo que significa que no se pudo satisfacer un aumento en la demanda”. En su opinión, “aunque el primer trimestre del año generalmente no está marcado por una fuerte estacionalidad en la educación, algunos proveedores de Android, como Samsung y Lenovo, así como Apple, enfrentaron una mayor demanda en este segmento. Sin embargo, el impacto de las restricciones de la cadena de suministro ha generado retrasos que se manifestarán en los próximos trimestres”.

Las cifras de este estudio indican que el mercado de Europa Occidental registró mejores cifras que el resto de EMEA, pero aun así el descenso interanual ha sido de un 5,7% entre enero y marzo. Mientras tanto, en las subregiones de Europa Central y del Este (CEE) y en Medio Oriente y África (MEA) la caída combinada ha sido de un notable 16%, lo que ha impulsado a la baja las ventas generales.

Como señala Nikolina Jurisic, gerente senior de programas de EMEA, “en el primer trimestre del año, CEE y MEA registraron una disminución anual del mercado de 24,5% y 9,9% respectivamente. Además de la canibalización de los teléfonos inteligentes de pantalla grande y la débil demanda de los consumidores, el mercado de las tabletas se vio afectado por los bloqueos impuestos en los países de CEMA”. En su opinión, “las tabletas no son los dispositivos de primera opción para el trabajo a domicilio y la educación en el hogar durante el período de confinamiento”, por lo que la mayor demanda ha sido capitalizada por ciertos segmentos del mercado de portátiles.

Como resultado de la irrupción de la pandemia, los expertos de IDC han tenido que revisar a la baja las perspectivas del mercado de tabletas de EMEA. Ahora prevén que descenderá en torno a un 8,8% en el segundo trimestre de 2020, con posibilidad de que el mercado baje otro 20% interanual en la segunda mitad del año. En palabras de Juristic, “se espera que la segunda mitad de 2020 se vea afectada por la desaceleración económica o la recesión, un aumento en el desempleo, precios del petróleo débiles e inestables y la debilidad de las monedas locales”, que se traducirán en una debilidad de la demanda en el mercado de consumo. Y no será hasta 2021 cuando comience un repunte de las ventas en EMEA, que IDC estima actualmente en un 3%.