Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Factores que impulsan el pago móvil a través de dispositivos

  • Negocios

pagos moviles

En los próximos cuatro años va a expandirse con fuerza el ecosistema de dispositivos habilitados para el pago móvil, gracias a la proliferación de ciertas tecnologías como las de pago contactless. Además, los expertos destacan que están surgiendo nuevas aplicaciones verticales para dar respuesta al cambio de comportamiento que se está produciendo entre los consumidores, que apuestas cada vez más por estas nuevas formas de pago.

Una de las tendencias de consumo que más va a revolucionar los negocios, especialmente en el sector minorista, es el auge de los pagos móviles a través de dispositivos, un mercado que según los expertos alcanzará unos 7.200 millones de dólares para el año 2024. Como explican los analistas de ABI Research en su última investigación sobre este mercado, el crecimiento previsto para estos años se deberá a varios factores como, por ejemplo, al aumento de la adopción del pago contactless entre los clientes. Y esto se ha visto ha reforzado a raíz de la pandemia, ya que las medidas de distanciamiento social han llevado a los consumidores a usar más esta tecnología para pagar en comercios, medios de transporte y otros entornos.

Esto ha sido posible gracias al creciente uso de tarjetas contactless y a la expansión previa de sistemas de comunicaciones inalámbricas como NFC en los dispositivos móviles y wearables, que ha acercado a los consumidores a estas nuevas tecnologías y formas de comprar. Y este cambio en los hábitos de los consumidores ha tenido un reflejo en la industria, generando una convergencia con otras verticales finales como el transporte, las aplicaciones de salud y fitness o la emisión de billetes, que han desarrollado aplicaciones para sacar partido a esta tendencia.

Desde ABI Research destacan que los principales actores de este ecosistema en crecimiento son los OEM de portátiles, los proveedores de tecnologías de silicio, las habilitadores de estas formas de pago y los desarrolladores de aplicaciones financieras. Y todos ellos están trabajando en el desarrollo de experiencias de pago portátil ligeras, intuitivas, compatibles con EMV e interoperables. Al mismo tiempo, han puesto el foco en la convergencia con otras aplicaciones y sistemas basados en la lealtad del cliente y las recompensas, la monitorización del estado físico y la salud, la emisión de billetes, el control de acceso o el transporte público, entre otras.

Esto se está viendo en la creciente adopción de estas formas de pago en ciertas categorías de dispositivos de uso personal, como los smartphones y los wearables, que en los próximos cuatro años van a los sistemas tradicionales sustituir como medio de pago móvil. Al mismo tiempo, los expertos destacan que los comerciantes van a realizar cambios profundos en sus sistemas de pago, no solo adoptando las tecnologías contactless, sino también habilitando las cada vez más numerosas plataformas de pago sin contacto.