Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Los gobiernos contienen el gasto en tecnología

  • Negocios

Tecnología_innovación

A pesar de que la inversión en tecnología sigue siendo una prioridad para los gobiernos en general, este año se espera que el gasto se reduzca en torno a un 0,6% con respecto a las cifras de 2019. Aunque este descenso será mucho menor que el previsto para el mercado de TI empresarial, que sufrirá una mayor contracción a causa de la crisis económica global.

Según los analistas de la consultora Gartner, este año el mercado general de TI empresarial registrará unos ingresos un 8% más bajos que en 2019, quedando en unos 2,7 trillones de dólares. Esto se debe a que la crisis generada por la pandemia ha obligado a las empresas a contener el gasto para superar la recesión, y una de las partidas afectadas es la de tecnología. Pero, mientras tanto, los gobiernos mantienen la inversión en tecnología como una de sus principales prioridades y, a pesar de las dificultades presupuestarias, se espera que este año el gasto gubernamental solo descienda un 0,6% con respecto al año pasado, lo que significa que representará el 16% de los ingresos totales del mercado.

Como explica Irma Fabular, directora de investigación sénior en Gartner, “las organizaciones gubernamentales están acelerando el gasto en TI en servicios públicos digitales, salud pública, servicios sociales, educación y capacitación de la fuerza laboral en apoyo de individuos, familias y empresas que se ven fuertemente afectadas por la pandemia COVID-19. Para mantener la viabilidad económica, las organizaciones gubernamentales también implementaron programas de asistencia de recuperación del gobierno que ayudan a las pequeñas empresas y permiten la reestructuración de la fuerza laboral”.

A pesar de que los gobiernos siguen invirtiendo en tecnología para modernizarse y dar mejores servicios a los ciudadanos, la pandemia también ha afectado a sus planes de digitalización. Por ello, como explican desde Gartner, los únicos segmentos que crecerán este año serán los servicios de TI, que seguirá siendo el segmento más grande del gasto tecnológico gubernamental, y el software, que mostrará la tasa de crecimiento más alta (4,5%) este año.

En opinión de la Sra. Fabular, “a medida que las organizaciones gubernamentales de todo el mundo comiencen a facilitar las políticas de permanencia en el hogar, persistirán algunas prácticas relevantes para la salud pública y el bienestar, incluidas las opciones de teletrabajo”. Y añade que “muchas organizaciones gubernamentales también introducirán medidas para desarrollar la resiliencia comunitaria y nacional, incluida la mejora de los sistemas de vigilancia de enfermedades y otras amenazas”.

También explica que los proyectos de TI más importantes, pero también menos urgentes, como la implementación de la planificación de recursos empresariales (ERP) y la automatización robótica de procesos (RPA), van a retrasarse. En su lugar, se priorizarán el gasto más inmediato y crítico para el soporte digital en el lugar de trabajo, la respuesta de salud pública y el crecimiento económico. Y, mientras tanto, continuará la adopción de servicios en la nube, a medida que se reduce el gasto en servidores y almacenamiento propios.

Gartner concluye su informe con previsiones regionales, en las que destaca especialmente América del Norte, que este año será de nuevo el principal motor de gasto gubernamental en TI, con una estimación de 191.000 millones de dólares. Le sigue Europa Occidental, con 94.000 millones, y China, con 39.000 millones. Y en estos mercados el gasto se dedicará especialmente a los servicios TI, la gestión y analítica de datos, la ciberseguridad y el área de compromiso y experiencia del ciudadano. Y en regiones como la UE también se destinarán muchos recursos al desarrollo de una mayor resiliencia en el ámbito sanitario para luchar mejor contra posibles futuras pandemias. Esto también incluye el gasto en previsibilidad de la cadena de suministro básica, la investigación médica y las soluciones de seguridad de infraestructura de TI.