Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Las nuevas aplicaciones sostienen el mercado de wearables

  • Negocios

wearables fitness

El mazazo que ha supuesto la pandemia para la economía global no ha logrado tumbar el mercado de dispositivo wearables, que está logrando superar lo peor de la crisis este año. Aunque las ventas se están conteniendo mucho, los fabricantes están integrando capacidades de monitorización de la salud que interesan a nuevos clientes, y se espera que industrias como la de la salud aprovechen esta tendencia para ofrecer nuevos servicios de atención sanitaria.

Recomendados: 

Inteligencia Artificial, ¿cómo lo aplico en mi empresa? Webinar

La persistencia del ransomware Webinar 

Durante la primera mitad de 2020 la economía ha sufrido un varapalo importante por culpa de la pandemia, y muchos mercados tecnológicos se han hundido por el frenazo del gran consumo y de las ventas empresariales. Pero el de dispositivos wearables está logrando superar lo peor de la crisis con unas cifras respetables, y se espera que este año se cierre con un crecimiento del 7% en los envíos globales. Esto se está logrando porque los canales de distribución online han demostrado una gran solidez, contrarrestando la caída de ventas en tiendas físicas.

Estas cifras provienen del último estudio realizado por la firma CSS Insight, que revela un cambio fundamental en las motivaciones de los clientes para adquirir estos dispositivos, lo que llevará a una rápida recuperación en 2021. Anteriormente, los wearables eran dispositivos muy enfocados al deporte o un complemento tecnológico más relacionado con la imagen personal. Pero ahora los clientes buscan en ellos una forma de monitorizar su salud, algo cada vez más importante a raíz de la pandemia.

Al mismo tiempo, sectores como el gubernamental y el de atención sanitaria están poniendo sus miras en este tipo de aparatos, ya que se pueden convertir en un valioso canal de información para monitorizar la salud. Aunque esto depende de si serán o no capaces de generar las sinergias y alianzas necesarias con los proveedores de dispositivos y plataformas de datos de wearables. Y de que se vuelquen en el desarrollo de aplicaciones capaces de sacar partido de la información que capturan estos aparatos.

También es necesario que los fabricantes se vuelquen en la integración de nuevas capacidades en productos de nivel más bajo para acelerar la penetración de estos dispositivos. Por ejemplo, la medición de temperatura, pulso, saturación de oxígeno y otros parámetros básicos para el diagnóstico de enfermedades. Ya existen aparatos con algunas de estas capacidades, pero corresponden a las gamas altas, y no están al alcance de la población general, pero se espera una mayor democratización de estas tecnologías en los próximos años.

Por el momento, los analistas de CSS Insight prevén que este año los envíos de dispositivos wearables crecerán un 7% hasta unos 169 millones de unidades. La primera mitad del año se ha caracterizado por una ralentización de las ventas, pero se prevé un repunte de cara a la segunda mitad de 2020, a medida que el mercado coja impulso hasta crecer por encima de los niveles previos a la pandemia en 2021.

La temporada navideña supondrá un impulso para el mercado, sobre todo gracias a los nuevos modelos de los principales fabricantes, que comienzan a integrar funciones más relacionadas con la salud. Y se espera que el mercado siga creciendo hasta, al menos, 2024, para cuando las ventas podrían superar los 300 millones de unidades.

En palabras de Marina Koytcheva, vicepresidenta de previsión de CCS Insight, “la categoría de wearables disfrutó de un fuerte impulso antes de la pandemia, y la mayor parte de su crecimiento provino de nuevos clientes, en lugar de por los existentes. Aunque los segmentos más establecidos del mercado de tecnología de consumo, como los teléfonos inteligentes, han experimentado una fuerte desaceleración de las ventas de actualizaciones gracias a la incertidumbre causada por la pandemia, los fabricantes de dispositivos portátiles han logrado mantener un buen interés por parte de los clientes nuevos”.

Por su parte, el analista senior de wearables de CSS Insight, Leo Gebbie, dijo que su investigación “ha demostrado que las capacidades de seguimiento de la salud y el estado físico de los wearables son extremadamente populares entre los clientes, y son algunas de las razones más importantes por las que las personas eligen comprar relojes inteligentes y rastreadores de actividad”. En su firma de investigación opinan que “durante la crisis de salud, las personas se han centrado más que nunca en hacer un seguimiento de su bienestar, lo que ha llevado a muchos a considerar la compra de un dispositivo portátil”.