Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El mercado mundial de wearables crecerá hasta 500 millones de unidades en 2023

  • Negocios

smartwatch

Los expertos calculan que en 2019 el mercado de wearables alcanzará un volumen de 300 millones de unidades, y que seguirá aumentando hasta llegar casi a 500 millones en 2023. En este camino surgirán nuevas categorías de dispositivos que irán mucho más allá de las capacidades actuales de los relojes y pulseras inteligentes, llevando esta tecnología a usos profesionales en diversos campos.

Diferentes factores están convergiendo para que, finalmente, el mercado de wearables haya logrado despegar, como el descenso de los precios promedio, las mejoras de autonomía y las mayores capacidades tecnológicas de dispositivos como los smartwatches o los monitores de actividad. Según el último análisis de IDC, esto llevará a que e 2019 el mercado se cierre con un volumen de 305,2 millones de dispositivos, una cifra que ha crecido un 71,4% desde 2018 (178 millones de unidades).

Y pronostican que esta cifra continuará creciendo hasta los 489,1 millones previstos para el año 2023, lo que supone una tasa de crecimiento interanual compuesta (CAGR) del 22,4% durante estos años. Como señaló Ramon T. Llamas, director de investigación del equipo de wearables de IDC, estos productos comenzaron como dispositivos para los usuarios pioneros, como los “early adopters”, pero han evolucionado hasta dar lugar a diferentes categorías con un público mucho más amplio.

Además, Llamas dijo que “En el proceso, los wearables han logrado varios objetivos: permitir una mayor comodidad, dar lugar a nuevas ideas y mantener al usuario conectado de una manera que otros dispositivos, incluso el teléfono inteligente, no han podido hacer. El desarrollo continuo y la innovación atenderán a los clientes actuales y atraer nuevos en los próximos años”.

Por su parte, Jitesh Ubrani, gerente de investigación de Mobile Device Trackers de IDC, dijo que “Para respaldar el crecimiento en el mercado de dispositivos portátiles se ha producido una reducción drástica en los precios de venta promedio”. Concretamente, menciona el importante papel que han tenido ciertas empresas del mercado de dispositivos móviles en el avance de la industria de wearables. Por un lado, las de dispositivos de gama más alta, como Apple, que han impulsado grandes avances en diseño y en experiencia de usuario, que han guiado a la industria.

Por otro lado, empresas que operan más en el ámbito de gamas medias y bajas, como Xiaomi, han impulsado el descenso de los ASP, lo que ha permitido expandir la base de ¡usuarios y clientes potenciales hasta las cifras actuales, y que ha llevado a empresas como la antes mencionada a reducir sus elevados precios para no perder cuota.

Actualmente, los wearables van más allá de las pulseras y relojes y, de hecho, en los próximos cuatro años la categoría que más rápido va a expandirse es la de auriculares, que según IDC alcanzará unos 139,4 millones de unidades en 2019, con previsiones de llegar a unos 273,7 millones para el año 2023. Y no se trata de meros auriculares inalámbricos, sino de dispositivos con funciones adicionales y avanzadas, que les hacen ser verdadera tecnología wearable. Por ejemplo, acceso directo a asistentes digitales, monitorización física o diferentes tecnologías para la mejora de la experiencia de usuario.

Mientras tanto, se espera que las ventas d relojes inteligentes este año se cierren con un volumen de unos 69,3 millones de unidades, y seguirán aumentando hasta unos 109,2 millones para el año 2023.Aquí destaca la supremacía de Apple, pero los expertos afirman que se está preparando la irrupción de otros proveedores de peso como Google, que está agregando las capacidades de Fitbit a su cartera de futuros wearables, y probablemente lance productos altamente competitivos en los próximos años.

Aunque estas cifras de IDC no contemplan la irrupción de wearables más allá del gran consumo, en estos próximos años se espera la llegada de dispositivos para ámbitos como el industrial o el de atención médica, donde el posicionamiento y la monitorización física se están convirtiendo en tecnologías con múltiples utilidades, que darán lugar a un nuevo mercado de dispositivos con un enorme potencial de cara al futuro. A la luz de esto, se espera que algunos proveedores actuales de wearables quieran participar en este mercado, especialmente en el de la salud, lanzando dispositivos que puedan usarse tanto para los usos personales en la vida diaria como para el control del estado físico.