El mercado de teléfonos reacondicionados seguirá creciendo en los próximos años

  • Negocios

smartphone joven

Tras un año complicado, la necesidad de los consumidores de actualizar sus smartphones está impulsando otra vez las ventas de terminales, tanto nuevos como usados y reacondicionados. Y, de cara a los próximos cinco años se espera que el mercado de dispositivos de segunda mano crezca de forma saludable, especialmente en los mercados más maduros.

Recomendados: 

IT Trends 2021. La TI salva el negocio Webinar

COVID-19, ¿cuánto y cómo ha influido en las estrategias de TI? Leer 

La tecnología reacondicionada se está convirtiendo en una opción cada vez más interesante para los consumidores, sobre todo ante la recesión económica en la que estamos inmersos. Un buen ejemplo de ello es el crecimiento que se está produciendo en el mercado de ordenadores reacondicionados, que está beneficiándose de la necesidad de las empresas y los consumidores de adquirir nuevos equipos para el teletrabajo, el estudio remoto o, simplemente, para actualizar sus sistemas con tecnologías más actuales, aunque no sean las últimas.

Y, según los expertos de IDC, lo mismo va a suceder muy pronto con los dispositivos móviles, algo que comenzó a notarse ya en 2020, cuando las ventas de terminales usados y reacondicionados creció un 9,2% interanual, hasta 225,4 millones de unidades. Sus previsiones son que entre 2019 y 2024 el mercado crecerá a una CAGR del 11,2%, alcanzando un volumen previsto de 351,6 millones de unidades para final del período.

En opinión de os analistas de IDC, gran parte del crecimiento experimentado el año pasado se ha producido en los mercados más maduros, donde los consumidores tienen más opciones a su alcance en el mercado de segunda mano. Y destacan que en estos mercados se ha producido un aumento en el volumen de programas de intercambio y en los ASP en diferentes canales de venta de equipos usados y reacondicionados.

Esto tiene mucho que ver con las políticas que están adoptando los principales fabricantes, como Apple, Samsung o Huawei, que están lanzando ofertas de intercambio muy agresivas, que devuelven muchos móviles usados al mercado. Mientras tanto, las empresas de telecomunicaciones también están incluyendo cada vez más estas fórmulas para recoger los terminales usados en sus ofertas a nuevos clientes, y reacondicionarlos par aponerlos de nuevo en venta.

Los expertos dicen ahora que el volumen de este mercado no ha sido tan grande como se esperaba en 2020, pero sí ha logrado crecer más que el de dispositivos nuevos. Para Anthony Scarsella, director de investigación del Rastreador Trimestral Mundial de Teléfonos Móviles, de IDC, “en contraste con las recientes caídas en el mercado de smartphones nuevos, así como con el pronóstico de un crecimiento mínimo en los nuevos envíos durante los próximos años, el mercado de smartphones usados no muestra signos de desaceleración en todas las partes del mundo”.

Afirma que “los dispositivos reacondicionados y usados continúan brindando alternativas rentables tanto para los consumidores como para las empresas que buscan ahorrar dinero al comprar un teléfono inteligente. Además, la capacidad de los proveedores para impulsar dispositivos reacondicionados más asequibles en mercados donde normalmente no tendrían presencia está ayudando a estos jugadores a hacer crecer su marca, así como su ecosistema de aplicaciones, servicios y accesorios”.