Los fabricantes de smartphones introducirán 5G con terminales de gamas más bajas

  • Negocios

Smartphones 3

Mientras que en otras generaciones de telefonía móvil la llegada de los nuevos estándares comenzó principalmente con los terminales de gama alta, la vía de entrada de 5G estará en modelos más modestos. Según los expertos, para el año 2022 más del 60% de los smartphones 5G tendrán un precio inferior a 600 dólares, restando cuota a los teléfonos de gama superior.

Recomendados: 

IT Trends 2021. La TI salva el negocio Webinar

COVID-19, ¿cuánto y cómo ha influido en las estrategias de TI? Leer 

Las redes privadas 5G permiten la transformación digital empresarial Leer

Según la última investigación de mercado realizada por los expertos de ABI Research, la introducción de la telefonía 5G no se apoyará tanto en los modelos de gama alta como en generaciones anteriores, como 4G. La complicada situación económica actual hace que los usuarios opten por terminales más económicos, lo que modificará la tendencia habitual de la industria. Sus analistas están convencidos de que el principal impulsor de la adopción de 5G entre los clientes será el desarrollo y la introducción de terminales más diversos y asequibles.

Por ello, se espera que en los próximos dos años los fabricantes comiencen a lanzar modelos de gama media e, incluso de gama más baja, dotados de conectividad 5G. Esto generará una competencia cada vez mayor por el dominio de los segmentos de gama media, donde se concentrará la mayoría del mercado, a menos hasta 2022. Para entonces, los expertos están convencidos de que más del 60% de los 549,3 millones de terminales 5G enviados al mercado tendrán un precio inferior a 600 dólares.

Esto se podrá lograr gracias al esfuerzo de la industria tecnológica por fabricar componentes y chipsets 5G más asequibles, especialmente de las firmas Qualcomm, MediaTek y UNISOC, que estos investigadores consideran las más relevantes para la industria en los próximos años. Como consecuencia de este cambio en el mercado, se producirá una rápida saturación de los segmentos de teléfonos 5G de gama más alta, lo que disminuirá los márgenes de los fabricantes.

Por otro lado, los analistas de ABI Research destacan que se va a producir un importante crecimiento del segmento de ordenadores portátiles equipados con conectividad 5G, impulsado por las necesidades de trabajo remoto y en movilidad, una tendencia con mucho futuro de cara a los próximos años. De hecho, los analistas esperan que los envíos de portátiles conectados con 5G crecerán a una CAGR del 46% entre 2020 y 2025, para cuando se podría alcanzar un volumen de 21,5 millones de unidades, con un 95% de modelos dotados de conectividad 5G.

En opinión de David McQueen, director de investigación de teléfonos inteligentes, dispositivos y equipos portátiles 5G, en ABI Research, “este movimiento ha sido provocado por un cambio a chips basados en ARM, que no solo brinda una integración profunda entre el software y el hardware, aprovechando la innovación y la conectividad que se ha fomentado durante años en los teléfonos inteligentes, sino que también gana ineficiencias y una mejor duración de la batería sin sacrificar el rendimiento”.