La escasez global de chips continuará hasta el segundo trimestre de 2022

  • Negocios

cm vv nov

Así lo creen los expertos de Gartner, que anticipan más problemas en la cadena de suministro que alimenta a los fabricantes de semiconductores, y una expansión de la escasez a nuevas categorías. Además, prevén que los problemas en los primeros eslabones de esta cadena podrían prolongarse hasta la segunda mitad del año que viene, lo que seguirá afectando a la capacidad de fabricación de chips.

Recomendados: 

Aplicaciones, ¿cómo desarrollo, entrego y gestiono mi software? Webinar

IT Trends 2021. Asimilando la aceleración digital Leer

Guía para implementar una CDN moderna Leer 

La escasez de semiconductores que tiene bloqueadas a industrias como la automovilística se ha venido gestando en los últimos años, a medida que las fundiciones de obleas de 8 pulgadas han ido viéndose superadas por la gran demanda de productos. Mientras la pandemia ha acelerado la digitalización y la necesidad de contar con nuevas tecnologías que respalden el teletrabajo, las aplicaciones y los servicios TI, los gigantes de la industria han ido aumentando su capacidad de producción al máximo, pero no es suficiente.

Los microcontroladores, componentes de gestión de energía y dispositivos de visualización que se fabrican en los nodos heredados de fundición de este tipo han sido las primeras categorías afectadas, pero el problema se extiende rápidamente a otros segmentos. Actualmente ya se están registrando problemas en la capacidad de producción y escasez en el suministro de sustratos, enlaces de cables, pasivos, materiales y componentes de prueba empleados en la fabricación de otros semiconductores.

Como explica en su informe Kanishka Chauhan, analista principal de investigación de Gartner, a pesar de los esfuerzos de la industria la situación está empeorando, y “la escasez de semiconductores interrumpirá gravemente la cadena de suministro y limitará la producción de muchos tipos de equipos electrónicos en 2021. Las fundiciones están aumentando los precios de las obleas y, a su vez, las empresas de chips están aumentando los precios de los dispositivos”.

Desde Gartner anticipan que la escasez de dispositivos se mantendrá hasta el segundo trimestre del año que viene, mientras que la baja disponibilidad de sustratos podría extenderse hasta finales de 2022. Y señalan que, para sobreponerse a esta situación, recomiendan a los OEM que dependen directa o indirectamente del suministro de semiconductores que lleven a cabo cuatro estrategias para mitigar el riesgo y la pérdida de ingresos en este tiempo.

La primera es ampliar la visibilidad de la cadena de suministro que alimenta sus fábricas, para llegar más allá del proveedor de silicio y tener una mayor capacidad de previsión y evitar cuellos de botella que impidan cumplir conos pedidos. Además, recomiendan buscar modelos complementarios y/o preinversiones que les permitan garantizar el suministro. Para ello aconsejan asociarse con otras empresas del sector y acercarse más a las fundiciones de chips y a los OSAT para obtener más garantías a largo plazo.

Otra estrategia importante se basa en monitorizar los indicadores principales de la industria y de la cadena de suministro aguas arriba, que les permitirá prever mejor cómo se comportará el mercado y cuándo podrían producirse problemas que pudieran afectar Asus compromisos con sus clientes. Gaurav Gupta, vicepresidente de investigación en Gartner explica que “dado que la escasez actual de chips es una situación dinámica, es esencial comprender cómo cambia de forma continua”.

Por ello, cree que “el seguimiento de los indicadores principales, como las inversiones de capital, el índice de inventario y las proyecciones de crecimiento de los ingresos de la industria de semiconductores, sirve como un indicador temprano de situaciones de inventario, puede ayudar a las organizaciones a mantenerse al día sobre el tema y ver cómo está creciendo la industria en general”.

Finalmente, Gartner aconseja a los OEM que se estén viendo afectados por la escasez global de chips que diversifiquen la base de proveedores, ya que contar con fuentes alternativas de semiconductores o con socios OSAT ayudará a reducir el riesgo, aunque requiera trabajo o inversiones adicionales. Y, además, los expertos opinan que la creación de nuevas relaciones estratégicas con los distribuidores, revendedores y comerciantes puede mitigar los problemas y satisfacer los pedidos urgentes, aunque sean de poco volumen, sentando las bases de mejores relaciones comerciales con los clientes.