La industria de semiconductores pide más cooperación entre EEUU y la Unión Europea

  • Negocios

cm vv nov

La crisis de semiconductores requiere un replanteamiento de las estrategias geopolíticas y comerciales, ante un futuro en el que la tecnología estará cada vez más presente en la sociedad. Conscientes de esta realidad, los representantes de la industria piden que se fomente la cooperación entre los gobiernos y las empresas del sector en Estados Unidos y Norteamérica, los dos mercados más importantes y más digitalizados.

Recomendados: 

Aplicaciones, ¿cómo desarrollo, entrego y gestiono mi software? Webinar

IT Trends 2021. Asimilando la aceleración digital Leer 

¿Qué base de datos ofrece mayor rendimiento en entornos Cloud? Leer

En el último año se ha materializado la crisis de escasez de semiconductores que se venía gestando desde hace años. Solo ha hecho falta una crisis como la generada por la pandemia para que los mercados tecnológicos se viesen sobrepasados, y la consecuencia es una grave escasez de componentes vitales para los ordenadores, los dispositivos móviles y una gran variedad de productos que se están digitalizando cada vez más, y que requieren chips para las comunicaciones, el procesamiento y el almacenamiento de datos. 

Esta situación está bloqueando mercados clave como el de automoción, cuyas fábricas están sufriendo parones a causa de la escasez de componentes semiconductores. Algo similar está ocurriendo en otros mercados, como los de servidores, ordenadores portátiles, dispositivos IoT, smartphones o las tecnologías emergentes para la salud. Por ello, los representantes de la industria de semiconductores están tratando de impulsar un cambio de rumbo a nivel industrial y geopolítico, abogando por una mayor colaboración entre las empresas y gobiernos de los principales países productores y consumidores de tecnología.

Un ejemplo es el comunicado que ha emitido recientemente la organización SEMI, representante de la industria de semiconductores, que solicita una mayor cooperación institucional y empresarial entre Estados Unidos y la Unión Europea. Consideran que esto es clave para acelerar el desarrollo de una industria que se ha ido trasladando a países productores en Asia, con una cadena de suministro ineficaz, que ha demostrado su debilidad ante crisis como la vivida por la pandemia.

Así, SEMI, que representa a más de 2.400 fabricantes de semiconductores y productos electrónicos, ha pedido la creación de un acuerdo de ámbito económico y comercial entre ambas regiones, en una reunión de la Comisión Europea y el gobierno de EEUU. Sus representantes han enviado cartas al presidente de Estados Unidos, a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, y al comisionado europeo, Thierry Breton, solicitando que ambas regiones intensifiquen el diálogo sobre la gobernanza de la tecnología y el sistema de comercio global que afeca a la industria de semiconductores.

Ajit Manocha, presidente y director ejecutivo de SEMI, ha dicho en su comunicado oficial que “reconociendo la importancia crítica de los semiconductores para las infraestructuras y economías digitales, los gobiernos de todo el mundo están dando un paso adelante para invertir en sus industrias microelectrónicas nacionales y, al mismo tiempo, crear alianzas estratégicas con otros países”.

Y se ha posicionado en nombre de su organización, diciendo que “SEMI fomenta una asociación transatlántica más sólida en tecnología y comercio para garantizar la resistencia a largo plazo de las cadenas de suministro y fomentar una mayor innovación microelectrónica, para ayudar a garantizar el crecimiento económico y la prosperidad mundial”.