Las empresas de telecomunicaciones y del mundo audiovisual frenan su crecimiento

  • Negocios

torres Telxius

En los últimos dos años las industrias de telecomunicaciones y contenidos audiovisuales españolas han ralentizado su crecimiento, lo que se ha notado en el mercado laboral y en la economía del país. Los expertos de la Cámara de Comercio han constatado que las contrataciones han descendido mucho frente a otros sectores, y lo atribuyen a la escasez de personal cualificado.

Recomendados: 

Aplicaciones, ¿cómo desarrollo, entrego y gestiono mi software? Webinar

IT Trends 2021. Asimilando la aceleración digital Leer

Guía para implementar una CDN moderna Leer 

Un reciente informe de la Cámara de Comercio y la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales revela que los sectores de Telecomunicaciones y de Contenidos Audiovisuales están teniendo dificultades para crecer al ritmo que lo están haciendo otras industrias españolas. Y culpan de la situación a la dificultad para encontrar profesionales cualificados para los retos actuales y futuros, lo que dificulta el crecimiento y las iniciativas de transformación digital que se han puesto en marcha en los últimos tiempos.

En el caso de la industria de telecomunicaciones, en los últimos dos años el 69,5% de las empresas que han contratado profesionales, tuvieron problema para cubrir todos los perfiles. Principalmente los relacionados con ingenieros, una dificultad que ha reportado el 59% de las empresas. Para un 20% el rol más complicado de cubrir ha sido el de gestores de sistemas, y para un 13,3% el de profesionales de marketing. Y una categoría que ha representado un gran reto para el 44,3% de las empresas es la de técnicos intermedios relacionados con la Formación Profesional.

Por su parte, el sector audiovisual se está enfrentando a obstáculos parecidos, aunque con menos dificultades. Según este estudio, en los últimos dos años un 38,4% de las empresas que han realizado contrataciones han tenido problemas para encontrar profesionales cualificados. Los roles más difíciles de cubrir son los vinculados a la producción (32,6%), los de programación (23,3%) y los de creación/agregación de contenidos (22,1%). Y, de igual manera que en el sector de las telecomunicaciones, en el mundo audiovisual las empresas han tenido especiales problemas para encontrar profesionales con el nivel técnico que proporciona la Formación Profesional, como operarios y técnicos, algo que han reportado el 53,5% de las empresas analizadas.

A pesar de esto, las empresas de ambos sectores se muestran optimistas de cara al futuro inmediato. Un 45% de las dedicadas a las telecomunicaciones esperan incrementar su facturación, lo mismo que un 40% de las del sector audiovisual, y 9 de cada 10 cree que mantendrá o incrementará el número de trabajadores. Aunque no niegan que existe un cierto nivel de incertidumbre o imposibilidad para prever la evolución de la situación a corto plazo.

Todos estos retos son comunes a las empresas de ambos sectores, aunque los expertos comentan que su peso en la economía general del país es diferente. Como referencia explican que en 2018 el 3,3% del Valor Añadido Bruto (VAB) generado por la economía del país estuvo directa o indirectamente relacionado con los servicios de telecomunicaciones. Mientras tanto, solo el 1,1% dependía de la industria audiovisual. Además, las dos industrias tienen un impacto a tener en cuenta en el mercado laboral, y se calcula que en 2018 el 2,3% del empleo generado en España se debió de forma directa o indirecta a los servicios de telecomunicaciones, mientras que el 1% al sector audiovisual. Así, estas dos industrias tienen un efecto multiplicador de la actividad económica y del empleo, y se consideran cada vez más importantes para el país.

Además, los expertos revelan que, en términos de productividad, ambos sectores se encuentran por encima de la media española, algo especialmente importante en el caso de las telecomunicaciones, que en entre 2015 y 2018 ha duplicado las ganancias generadas de forma secundaria en el conjunto de la economía. Y también los puestos de trabajo indirectos generados a consecuencia de su actividad.

Otro punto a destacar de estos sectores es que ambos están incrementando su nivel de internacionalización, concentrando sus exportaciones sobre todo en el ámbito de la Unión europea, pero también mirando a otras regiones. Aunque en este caso los papeles se invierten, ya que esta encuesta revela que solo el 27,1% de las empresas de telecomunicaciones se han internacionalizado, mientras que en el sector audiovisual el porcentaje es de un 40,2%. Por ahora, el porcentaje de su facturación proveniente del exterior es inferior al 10%, pero cabe esperar que aumente en el futuro.

Sobre todo en el sector audiovisual, donde las empresas están esforzándose para atraer producciones internacionales a España, y esperan contar con el apoyo del estado, a través del establecimiento y el aumento de las deducciones fiscales, algo que interesa especialmente al 50,4% de las empresas. Y se espera que esto pueda lograrse, habida cuenta de que España ha aumentado su atractivo como país para realizar producciones audiovisuales. Y podrá seguir haciéndolo si los reguladores atienden la demanda del 44% de las empresas, que abogan por simplificar los trámites administrativos, y del 42,9%, que pide que se establezcan o incrementen las subvenciones directas.