Crecimiento exponencial de las scaleups españolas

  • Negocios

inversion empresa

A lo largo de este año las scaleups españolas van a incrementar su facturación en un 91%, cerrando 2021 con una valoración total de 3.167 millones de euros. Los expertos destacan su gran capacidad de evolución y crecimiento de cara al futuro y prevén que su impacto en la economía y la sociedad españolas continuará aumentando en los próximos años.

Recomendados: 

Conectando y entendiendo a la empresa sin fronteras Webinar

Tendencias tecnológicas de alto impacto para tu negocio Leer 

Entre las empresas emergentes la categoría más destacable son las scaleups, compañías con un valor superior a 1 millón de euros, y que en el último año han experimentado un crecimiento meteórico en España. PAra comprender mejor cómo está evolucionando este ecosistema el hub de innovación abierta de Telefónica, Endeavor y la Fundación Innovación Bankinter, Wayra, ha lanzado el programa Scaleup Spain Network. Sus expertos acaban de presentar el informe “Impacto de las scaleups de la economía de España”, en el que indican que al cierre de 2021 estas compañías habrán alcanzado una facturación total de 3.167 millones de euros. Esto supone un crecimiento del 91% con respecto a los 1.660 millones de 2020, lo que da una muestra del creciente valor de estas empresas para la economía española.

Esta investigación analiza la influencia de las scaleups españolas a la economía del país, con el fin de determinar cuáles han evolucionado más y están aumentando su impacto económico y social. Los responsables de este informe identifican tres fases diferentes de crecimiento, que son: Scalers (más de 1 millón de euros de facturación media en los últimos tres años), Growth (más de 10 millones) y Rocket (más de 50 millones).

Sus investigaciones muestran que la facturación de las scaleups se multiplica por 11 cuando llevan a cabo la transición de scaler a growth, y por 12 cuando pasan de Growth a Rocket. Javier Megías, director de programa Startups de Fundación Innovación Bankinter, comenta que “estas cifras ponen el foco en la importancia de impulsar a las startups en su conversión a scaleups y, una vez superado este primer salto, lograr que su crecimiento no se estanque y transite hasta la fase más alta de su evolución en esta nueva categoría”.

El objetivo de Wayra con Scaleup Spain Network es contribuir a la transición de estas empresas a las siguientes etapas para reforzar el entramado económico de España. Para ello ofrecen formación teórica y práctica sin coste a fundadores y directivos de las scaleups seleccionadas, para que sean capaces de anticiparse los retos que vendrán a lo largo de esta evolución como negocio. Y crear una red de colaboración entre fundadores que estimule la formación continua y el intercambio de experiencias.

Otra aportación de las scaleups a la economía es su potencial de generación de empleo. El informe revela que estas empresas cerraron 2020 con más de 8.900 empleados directos, generando 315.300 puestos de trabajo indirectos. En este aspecto, las scaleups en la etapa Rocket son las que más aportan, creando una media de 800 puestos de trabajo y unos 67.000 trabajadores en servicios y empresas vinculadas, lo que equivale a 83 puestos de trabajo indirectos por cada empleado propio. En el caso de las Scalers el factor de multiplicación es de 4,3 y en las Growth es de 4,5.

Los sectores donde más empleo se genera son el de Mobility & Logistics, que aporta 13.600 empleos directos y casi 1 millón de trabajos indirectos, y el de Business & Productivity, con 2.300 puestos de trabajo directos y 4.700 indirectos. A nivel de inversión, el 86% del capital destinado a las scaleups españolas proviene de inversores españoles. El resto se reparte en un 52% proveniente de fondos europeos, un 32% de estadounidenses, un 11% de asiáticos y un 14% de otros países en conjunto. Pero las scaleups españolas están encaminándose hacia un modelo de financiación más internacional, centrado especialmente en Europa y Estados Unidos, y se espera que España pase a tener un papel menos relevante en cuanto a la financiación de estas empresas.