La Comisión Europea quiere mejorar la competitividad de las startups

  • Líderes digitales

Campus Madrid startup

Recientemente, la Comisión Europea ha puesto sobre la mesa una propuesta para facilitar la financiación y reducir la carga burocrática a la que se ven sometidas actualmente las startups de la región. Mediante una simplificación de las reglas se pretende mejorar la competitividad de las empresas emergentes, que forman una parte importante del tejido económico de Europa y de su futuro, pero que actualmente enfrentan una fuerte competencia de sus homólogos de otros países.

Recomendados: 

IT Trends 2021. La TI salva el negocio Webinar

IT Trends 2021. Asimilando la aceleración digital Leer

COVID-19, ¿cuánto y cómo ha influido en las estrategias de TI? Leer 

Las empresas emergentes de base tecnológica enfocadas en la innovación son un importante motor para la transformación digital, ya que proporcionan nuevos enfoques y valiosas herramientas que están transformando la sociedad y las industrias. Pero, actualmente, en Europa se está frenando mucho su impulso, ya que se ven sometidas a una gran carga burocrática que limita constantemente sus posibilidades, algo que juega en favor de las startups estadounidenses o asiáticas que son su competencia.

Esto lleva tiempo siendo debatido dentro de la Comisión Europea, y ahora acaban de presentar una propuesta para cambiar la regulación de las startups de la región, reduciendo sustancialmente la burocracia que lastra su desarrollo. Esto incluye una reforma de las leyes de opciones sobre acciones y también una que facilitaría la obtención de visas para los trabajadores extranjeros, algo fundamental para dinamizar los flujos de talento.

El objetivo es que las startps europeas sean más ágiles y competitivas en un contexto en el que la digitalización se alimenta cada vez más de las propuestas de empresas emergentes con ideas innovadoras y de gran potencial transformador. Así se podría mejorar la posición de Europa frente a sus competidores en Estados Unidos y Asia (especialmente China), que cuentan con muchos más apoyos en materia de regulación y de opciones de financiación para sus proyectos.

Como explican desde la Comisión Europea, los países miembros de la Unión han firmado tres declaraciones para aunar esfuerzos y recursos con el fin de promover la conectividad internacional, incentivar el despliegue de tecnologías digitales limpias y mejorar el entorno regulatorio para las empresas emergentes. En palabras de Margrethe Vestager, vicepresidenta ejecutiva para una Europa adaptada a la era digital, “estos compromisos tangibles ayudarán a acelerar la transformación verde y digital de Europa, y contribuirán a la visión y los objetivos de la Década Digital de Europa”.

Añade que “los nuevos compromisos asumidos hoy fortalecen nuestras ambiciones conjuntas de un enfoque de la digitalización centrado en el ser humano. Con la firma de varios estados miembros, las declaraciones consolidan compromisos en tres áreas, a saber, conectividad, nuevas empresas y tecnologías digitales limpias, respaldando nuestras ambiciones hacia una Europa más competitiva, inclusiva y verde”. Por su parte, Thierry Breton, Comisario de Mercado Interior, explica que los nuevos compromisos adoptados por los Estados miembros “también son una prueba de nuestra determinación en la UE de trabajar juntos por un mayor liderazgo digital para 2030”.