El proyecto de ley de startups recibe el apoyo de las empresas emergentes

  • Negocios

Gobierno congreso

Las principales asociaciones y aceleradoras de startups españolas han declarado su apoyo al proyecto de ley presentado por el Gobierno, en el que ven una oportunidad para el desarrollo económico y social del país. Pero piden al ejecutivo que sea más ambicioso en sus objetivos, especialmente en el terreno de la financiación, el estímulo fiscal y las políticas de captación y retención del talento.

Recomendados: 

IT Trends 2021. La TI salva el negocio Webinar

IT Trends 2021. Asimilando la aceleración digital Leer

COVID-19, ¿cuánto y cómo ha influido en las estrategias de TI? Leer 

Esta semana, la Asociación Española de Startups, Adigital, Startup Valencia, ASCRI (Asociación Española de Capital, Crecimiento e Inversión), Tech Barcelona, Spain Startup, Foment del Treball y AseBio (Asociación Española de Bioempresas) han mostrado su apoyo al Anteproyecto de Ley de Fomento del ecosistema de las Empresas Emergentes, presentado recientemente por el Gobierno. Aunque creen que se debe ir más allá, y han presentado su propia propuesta para mejorar el marco normativo que plantea el ejecutivo. Su intención es apoyar la creación y el crecimiento del tejido de empresas emergentes vinculadas a la economía digital, y consideran que se deben hacer más esfuerzos para incentivar este modelo empresarial, que tendrá un papel fundamental en la economía y la sociedad.

Esta iniciativa pretende aportar a las autoridades un mejor contexto sobre este ecosistema, desde el punto de vista de quienes lo conocen mejor, puntualizando ciertos aspectos que consideran fundamentales antes de que este anteproyecto de ley sea valorado para su posible aprobación. Para ello han centrado sus aportaciones en cinco ejes principales, que son la definición y acreditación de lo que significa una startup, incentivos fiscales para este tipo de empresas, incentivos fiscales para la inversión en estos proyectos, atracción y retención del talento y entornos controlados de prueba para las tecnologías creadas por las empresas emergentes de ámbito digital.

En cuanto a la definición de lo que es una startup, los expertos explican al gobierno que de ello depende que se apliquen o no las medidas de estímulo recogidas en la ley. Por ello, solicitan que se amplíe el plazo a partir del cual una empresa puede definirse como emergente, y consideran que es fundamental que la ley se aplique a los emprendedores en serie, que actualmente representan el 63% de los emprendedores de España. Y, para ello, proponen la eliminación del artículo 3.2 del anteproyecto de ley.

Sobre los incentivos fiscales que facilitarían el desarrollo y la inversión en este ecosistema empresarial, afirman que se debe ser más ambicioso en las medidas de estímulo para acompañar el crecimiento de las startups. Afirman que necesitan incentivos fiscales centrados en I+D e innovación tecnológica, incentivos a la contratación de talento nacional e internacional y reducciones e incentivos en las cuotas de la seguridad social durante los primeros años. Además, aconsejan una revisión del período de aplicación de las bases imponibles negativas y la aplicación de la deducción fiscal en IRPF que se plantea en el anteproyecto, también en el impuesto de sociedades.

Asimismo, solicitan que se potencien los mecanismos de atracción de la inversión en startups, ya que consideran imprescindible incentivar las inversiones provenientes de los conocidos como Business Angels y de capital privado (Venture Capital y Private Equity), que son clave para la creación y el desarrollo de negocios innovadores. Por ello afirman que es necesario que el país cuente con un régimen fiscal apropiado para este tipo de inversores, que por lo menos esté al nivel del resto de países de nuestro entorno.

Otro punto clave es la captación y retención de talento, uno de los puntos clave para la innovación y el desarrollo del ecosistema de startups en un mundo cada vez más competitivo. Para ello, proponen acelerar los trámites para la atracción de talento extranjero, con acciones como la creación de una “Startup Visa”, de un régimen de impatriados que resulte atractivo o la creación de una “ventanilla digital”. Además, están convencidos de que se debe mejorar el esquema de retribución de incentivos con stock options que se plantea en el anteproyecto de ley, porque un mal tratamiento fiscal sobre este punto concreto puede desincentivar su uso.

Para que esto no suceda aconsejan revisar el momento de devengo del impuesto y trasladarlo a un evento de liquidez. Esto se basa en lo que está sucediendo en otros países de la Unión, que están adoptando medidas fiscales para incentivar la participación de los empleados en el capital de las pequeñas y medianas empresas. No seguir este camino podría poner a España en una situación de desventaja frente a sus competidores en la región, limitando las posibilidades de las startups españolas.

Finalmente, estas organizaciones han dado su apoyo a la implementación de entornos controlados de prueba (sandbox) que propone el gobierno, ya que consideran que es un instrumento fundamental para explorar los nuevos modelos de negocio que plantean las empresas emergentes de ámbito digital, y que permitirá generar información real que facilitará el trabajo de los legisladores en el futuro. Aunque han pedido al Gobierno que concrete más el texto para establecer cuanto antes la regulación y la implementación de estos entornos de prueba.