Las empresas tecnológicas españolas aumentarán su facturación este año

  • Negocios

Salario, Dinero

El año pasado fue muy complicado para gran parte de las industrias españolas, pero el sector tecnológico logró mantenerse a flote gracias a que muchas organizaciones aceleraron sus planes de transformación digital. Esta tendencia sigue progresando, y un 78% de las empresas tecnológicas del país prevé incrementar sus ingresos en 2021, y también espera aumentar sus inversiones y su fuerza laboral.

Recomendados: 

IT Trends 2021. La TI salva el negocio Webinar

COVID-19, ¿cuánto y cómo ha influido en las estrategias de TI? Leer 

Las empresas tecnológicas van a tener un papel fundamental en la recuperación de la economía española, ya que proporcionan las herramientas vitales para la transformación digital, ayudando a las organizaciones de muchas industrias en su adaptación a la nueva normalidad. Gracias a ello, el año pasado lograron superar la crisis con mayor facilidad que otros sectores, y se espera que este año su éxito sea aún mayor. Según una reciente investigación realizada conjuntamente por la firma KPMG y la CEOE, alrededor de un cuarto de los empresarios del sector tecnológico español afirma que la pandemia no ha afectado a su facturación, y un78% espera incrementarla este año.

Esta investigación revela que el 63% de los líderes de empresas tecnológicas españolas valoran su actual situación como buena o excelente, y un 66% prevé incrementar la inversión de su empresa este año. En parte, esto se logrará gracias a la ayuda de los fondos del Plan Europeo de Recuperación, al que tratarán de optar un 59% de las tecnológicas españolas. Otro dato importante que arroja este estudio es que un 64% de estas empresas tiene planeado aumentar el tamaño de su plantilla para hacer frente al aumento de demanda.

Según KPMG, en los próximos 12 meses las estrategias de un 61% de estas compañías se centrarán en la búsqueda de nuevos productos y servicios, mientras que el 48% priorizará la transformación digital y la apuesta por la innovación. Y las áreas donde pretenden acelerar más la digitalización son IT (74%), atención al cliente (57%) y marketing (43%). Como explica Itziar Galindo, socia responsable de Tecnología de KPMG en España, “la aceleración que las empresas han imprimido a su transformación digital en los últimos meses ha permitido a las empresas del sector tecnológico mantener un buen desempeño en un contexto realmente incierto”.

Pero comenta que “este impulso también supone un reto, especialmente desde el punto de vista de la seguridad. Las empresas están comprendiendo los beneficios que aporta la gestión de datos, pero también deben ser conscientes que esta no es posible sin una política de protección que garantice la previsión, evaluación y mitigación de riesgos”. Según esta investigación, los riesgos de seguridad se acentúan con la digitalización por lo que los perfiles de trabajadores más demandados por las empresas tecnológicas españolas este año serán los especializados en tecnologías emergentes (74%) y en ciberseguridad (72%).

Además, las empresas tecnológicas se esforzarán en reforzar las políticas de privacidad, y actualmente un 63% ha realizado evaluaciones de riesgo para determinar si cuentan con las salvaguardas suficientes o si necesitan mejorar sus medidas de privacidad para cumplir con lo establecido en el reglamento europeo GDPR. Y, según han declarado a KPMG, estas nuevas exigencias solo han tenido un impacto negativo para menos del 25% de las empresas tecnológicas españolas.

Por su parte, el 47% de los líderes tecnológico encuestados afirma que ha analizado el posible impacto del nuevo impuesto sobre determinados servicios digitales, que entró en vigor el pasado enero. Este se aplica a 3 conceptos, que son la publicidad dirigida online, la intermediación online y la transmisión de datos, siempre que la organización facture más de 750 millones de euros al año, y que obtengan más de 3 millones de euros de ingresos por servicios digitales dentro de España. Pero el 100% de las empresas considera que su organización está adoptando las medidas que se requieren para llevar una correcta declaración y el suficiente control.