España es el único país europeo donde el eCommerce sigue creciendo

  • Negocios

compra online ecommerce

Durante los primeros tres meses de 2022 el sector eCommerce ha visto un descenso del 3% a nivel global, pero España es uno de los pocos países del mundo donde los ingresos han aumentado, y el único en Europa. Según los últimos datos de Salesforce, en este primer trimestre las ventas online han crecido un 6% interanual, y el tráfico ha subido especialmente a través de plataformas móviles.

En los últimos dos años el comercio electrónico ha experimentado un fuerte crecimiento en todo el mundo, gracias al impulso generado durante la pandemia, y a comienzos de 2022 la tendencia se ha relajado en la mayoría de mercados. Según los datos del último Shopping Index elaborado por Salesforce, en el primer trimestre de este año el eCommerce ha descendido un 3% a nivel global. Pero España es uno de los pocos países del mundo y el único en toda Europa, donde ha crecido, mostrando una subida del 6%.

Se trata de un aumento modesto comparado con el 70% registrado en el primer trimestre de 2021 (69% en todo el mundo), pero refleja la solidez del mercado de comercio electrónico en España. Mientras tanto, la caída registrada a nivel mundial es la primera en los últimos 9 años. Además, el tráfico a tiendas online también está aumentando, y en España ha crecido un 14% en general, desde todos los dispositivos. El proveniente de dispositivos móviles ha crecido un 14% y desde ordenadores un 9%. Mientras tanto, en todo el mundo el tráfico ha descendido un 2% desde los móviles, y se ha mantenido desde los ordenadores.

Por otro lado, la tasa de gasto en España es más baja que en términos globales, ya que cada español gasta una media de 1,03 dólares, mientras que en global el gasto promedio es de 2,55 dólares. Asimismo, el gasto medio por pedido en España es de 82,36 dólares, y a nivel global es de 96,19 dólares, y la tasa de conversión está en el 1,2%, siendo una de las más bajas, solo por encima de Italia (1%) y Latinoamérica (0,9%), una gran diferencia con la tasa global del 2,1%.

Como explica Enrique Mazón, vicepresidente de eCommerce Cloud de Salesforce Iberia, “los datos a nivel global indican que la inflación y las incertidumbres económicas y geopolíticas han impactado en el consumidor que está comprando menos artículos a menos minoristas”. Sin embargo, destaca que hay que tener en cuenta que las cifras han crecido de forma astronómica en los dos últimos años, con picos de crecimiento de hasta un 70%.

Explica que, de cara al futuro próximo, “es probable que estemos ante un cambio en el comportamiento del consumidor en términos generales. Para hacer frente a esto, los retailers deben eliminar las fricciones entre los canales físicos y digitales, de forma que puedan atraer y retener a clientes fieles”. En su informe destaca que la caída general del comercio electrónico en el primer trimestre ha venido acompañada de un descenso del 1% en el gasto y del 12% en los volúmenes de pedidos.

Su investigación muestra además que la economía global todavía está sufriendo por problemas en la cadena de suministro, ya que se están reproduciendo bloqueos laborales y cierre de puertos en Shanghai que afectan a la fluidez de la logística internacional. Esto está afectando el número de unidades en stock, que en el primer trimestre de 2022 ha descendido un 3% interanual en términos generales.

En este tiempo ha aumentado el gasto en artículos de lujo, bolsos y equipaje, mientras que ha descendido en electrodomésticos, artículos de belleza, deportivos y electrónica. Las categorías que más han caído en estos meses han sido los juguetes y aprendizaje (-23%) y los electrodomésticos (-12%).

Otro dato a tener en cuenta es que uno de los impulsores del gasto en el comercio electrónico es la disponibilidad de opciones de pago flexible, como Buy Now Pay Later (BNPL), que impulsan la adquisición de productos a través de las tiendas online. Así, el 9% del gasto mundial en el primer trimestre se realizó a través de BNPL, un crecimiento del 20% interanual y del 9% con respecto al último trimestre de 2021.

Solo en el Reino Unido esta modalidad de pago representó el 12% de todo el gasto eCommerce en el primer trimestre (+37% interanual). Aunque los países con más tasa de uso de esta forma de pago fueron Alemania, Bélgica, ANZ y los Países Bajos, mientras que el mayor crecimiento interanual de BNPL se ha producido en Francia, Italia, España y Canadá.