Las redes sociales serán un importante canal de ventas para el eCommerce

  • Negocios

Redes sociales

Este año el 63% de los consumidores espera comprar con más frecuencia a través de las redes sociales, un canal que está ganando importancia dentro del comercio electrónico. Conscientes de ello, en 2022 las marcas se esforzarán para tener más presencia en el social commerce y ampliar la oferta de fórmulas de pago digital para capturar más oportunidades de negocio.

El social commerce proporciona un canal muy directo para acceder a los consumidores y cada vez más personas compran productos y servicios a través de sus redes sociales. Las empresas están viendo cómo crece esta modalidad de comercio electrónico y quieren aprovechar las oportunidades que ofrece, pero se enfrentan a diversos retos para lograrlo. Una muestra de la importancia que está adquiriendo el comercio a través de redes sociales está en las conclusiones del último informe publicado por el procesador global de pagos Checkout.com, denominado “Las tendencias de comercio electrónico que las marcas prevén para 2022”.

Uno de sus hallazgos más importantes es que el 63% de los consumidores tiene pensado comprar con más frecuencia a través de las redes sociales en 2022, lo que impulsará el mercado eCommerce a nivel mundial. Muchas empresas tratarán de aprovechar este auge del comercio social, pero para ello necesitan abordar varios retos importantes, especialmente en lo que se refiere a los medios de pago.

Pero las oportunidades que ofrece el comercio social son muy atractivas, por lo que este año los comerciantes se centrarán en mejorar su enfoque y su tecnología en este ámbito para capturar más oportunidades. El año pasado China se convirtió en el primer mercado emergente para el social commerce, con un volumen de ventas de 363.000 millones de dólares, pero esta tendencia se expandirá a otras regiones donde la sociedad está más digitalizada.

Como explica Jonathan G. Rambal, general manager de Checkout.com para el Sur Europa, “en el comercio social, la parte humana es vital tanto por el poder prescriptor como por la veracidad que transmiten las marcas”. Y opina que “es crítico que las compañías ofrezcan una experiencia perfecta que permita la integración de compra de una manera fluida y ofrezca al comprador diferentes opciones de pago por enlace, siempre de una forma segura”.

Este informe señala que el año pasado el 31% de los minoristas registraron pérdidas a causa de soluciones de pago mal optimizadas. Y un 20% de los comerciantes afirma que la optimización y diversificación de los pagos es uno de los principales retos a superar en 2022. Rambal comenta que el 60% de los consumidores abandona el carrito de la compra si no puede pagar con el medio de pago que prefiere, por lo que es fundamental que los vendedores online optimicen sus pagos para proporcionar una experiencia de compra más sencilla que le permita expandirse a nuevos canales, como las redes sociales. Y el 68% de las marcas ya está invirtiendo activamente en este campo.

Por otro lado, los responsables de este informe creen que las criptomonedas tendrán un papel dentro de poco en el contexto del comercio electrónico, y en especial en el social commerce. Los expertos creen que este año las criptodivisas se asentarán en la economía global y el sector empresarial se interesará más por cómo estos activos pueden afectar a sus negocios, y comenzarán a apostar por ellos. Ejemplos de ello están en la compra de RTFKT por la firma Nike, o el lanzamiento de la banda NFT KingShip, por parte de Universal.

Además, el metaverso también acelerará los pagos digitales y estimulará la aceptación de las criptomonedas. Rambal dice que “hay comerciantes que están cerrando la brecha entre la web 2.0 y la 3.0 al ofrecer dinero fiduciario y criptomonedas desde el primer día y esta categoría continuará evolucionando los próximos años”. Al igual que otros expertos en economía digital, considera que las criptomonedas no son una moda, sino que se establecerán como un activo económico por derecho propio, y su uso se irá expandiendo a nuevos ámbitos, entre ellos los relacionados con el comercio digital.