Los proyectos de migración hacia S/4HANA avanzan muy lentamente en España

  • Negocios

HPE y SAP transformación digital

Un alto porcentaje de PYMEs españolas emplea la solución ERP de SAP, y poco a poco van adoptando otras soluciones de la marca más allá de este uso, pero en general no perciben un gran impacto en el negocio. Esto, junto con otros factores como el aumento del precio de los servicios profesionales y la escasez de talento, está haciendo que la migración de sus proyectos hacia S/4HANA sea más lenta de lo previsto, y la mayoría no espera llevar a cabo este proceso hasta más allá de 2023.

En los últimos años el uso de SAP como solución ERP se ha popularizado entre las PYMEs españolas, sobre todo entre las medianas y grandes, y poco a poco están ampliando el uso de otras soluciones SAP como BPC o Success Factor y Concur. La empresa Penteo ha realizado una investigación para conocer mejor cómo se está comportando la demanda de este tipo de servicios en España y acaba de presentar su último informe Universo S/4HANA, en el que analiza indicadores clave como las capacidades, prestaciones, proyección y calidad percibida de estas soluciones.

Entre sus hallazgos está que los principales perfiles de instalación son tres: SAP ECC para procesos de administración y finanzas, ventas y distribución; SAP ECC para los mismos propósitos, pero con procesos de logística y producción; y clientes con S/4HANA, una evolución de ECC que ya se ha producido en un 20% de las PYMEs que emplean SAP. Sus expertos comentan que a pesar de que el ecosistema de soluciones SAP ha ido ampliándose en los últimos años, por el momento ERP se considera principalmente como una solución de carácter operativo, que no tiene un impacto estratégico en el negocio. Esto está generando algunas barreras que frenan la inversión en la evolución hacia S/4HANA.

Según su investigación, en el último año la satisfacción con el producto SAP ha continuado siendo bastante alta, aunque sí ha mejorado en los procesos de negocio que están implementados con SAP y en los proyectos en general. Por el contrario, la satisfacción con el integrador ha descendido en los últimos 12 meses, y los integradores están recibiendo una valoración media de en torno a 6,7 en cuanto a la satisfacción general. Esta es mayor en las fases iniciales, en la etapa comercial, pero es peor en cuanto al cumplimiento con las expectativas de los clientes.

Por otro lado, las tarifas de los servicios profesionales están aumentando, empujadas por factores como la escasez de talento, lo que eleva el nivel de inversión sostenida en SAP, y los expertos opinan que esta tendencia continuará en el futuro. Esta es una de las razones que están frenando la migración de los proyectos hacia S/4HANA entre las PYMEs españolas. Actualmente, pocas tienen pensado cambiar de versión y la mayoría no lo ve posible hasta 2023, como mínimo. Y un gran número ni siquiera se lo plantea. Para la mayoría el cambio de ERP se percibe como poco probable, y cada vez hay más empresas que se plantean irse a versiones S/4HANA en la nube.