Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La pandemia revela el valor de las estrategias de ERP basadas en la nube

  • Transformación Digital

gestion empresarial erp

Con el confinamiento de los trabajadores en sus hogares, las empresas se han visto forzadas a adoptar nuevas estrategias y tecnologías digitales para superar la crisis. Esto no solo ha acelerado el proceso de transformación digital, que en algunos casos estaba en sus primeras etapas, sino que está revelando el verdadero valor que ofrece la nube a las organizaciones que quieran sobrevivir ante situaciones como esta.

Los efectos que ha generado la pandemia en la economía han sido demoledores, pero lo peor es que han sido repentinos, ya que las empresas han tenido que adaptarse de forma repentina a una situación disruptiva. Por un lado, el confinamiento de la población ha generado cambios difíciles de prever en los flujos de oferta y demanda y, por otro, ha impedido que los empleados acudan a sus puestos de trabajo, impactando en las capacidades operativas de las organizaciones.

Para salir del paso, muchas empresas han adoptado nuevas tecnologías que les han permitido sobreponerse al golpe inicial de esta gran crisis, y que están sentando las bases de lo que será su modelo de negocio en el futuro, más allá del COVID-19. Esto está teniendo un efecto inesperado en las estrategias de transformación digital anteriores a la pandemia, y muchas organizaciones comienzan a darse cuenta de que su enfoque anterior no era adecuado, ya que habían priorizado aspectos de la digitalización que ahora no son tan importantes.

Recomendados: 

WEBINAR >> Vídeo colaboración y reuniones virtuales para una comunicación efectiva Registro 

WEBINAR >> Automatización Inteligente de Procesos para asegurar la continuidad del negocio Registro

Mientras tanto, otras se ven reafirmadas en sus decisiones de inversión anteriores. Por ejemplo, aquellas empresas que apostaron en su momento por las últimas tendencias de Planificación de Recursos Empresariales (ERP). Sumando estas capacidades a los beneficios de ubicuidad que proporciona la nube, estas organizaciones han podido adaptar su operativa con más rapidez y eficacia para abordar los retos que ha impuesto el confinamiento. Así queda reflejado en los últimos datos publicados por Futurum Research, que contrastan con su anterior Índice de Transformación Digital, de 2018.

En aquel entonces, casi el 73% de las empresas señalaron que la nube era una prioridad de inversión importante o muy importante a corto plazo. Pero ahora se ha revelado que invertir en software y aplicaciones basadas en cloud dentro de silos cerrados no sirve para enfrentarse a la realidad actual. Es más, ahora queda clatro que es imprescindible que los recursos de la organización se encuentren disponibles en todo momento y lugar. Por ello, deben enfrentar la realidad de que romper esos silos es vital para superar la crisis, y para el propio proceso de transformación digital, y no un cambio que puedan dejar para el futuro, por incómodo y costoso que sea.

Por ello, los expertos señalan que deben centrar su estrategia en este punto y, más allá, en adoptar estrategias de planificación inteligente de recursos empresariales que estén basadas en la nube. Esto les permitirá unificar los datos y la analítica predictiva de forma que se pueda mejorar la eficiencia y ahorrar costos en toda la organización. Para dar más peso a sus argumentos, han comparado los beneficios de ERP en la nube frente a las estrategias de ERP On-Premise, y claramente la disponibilidad de información que proporciona la nube, en cualquier momento y lugar, supera a lo que ofrecen las estrategias de ERP basadas solo en las instalaciones.

Aunque hay casos en los que no es así, afirman que generalmente los sistemas ERP basados en la nube ofrecen mayor estabilidad y una actualización continua de la información de los socios y clientes, que a su vez pueden disfrutar de una mayor accesibilidad. Por otro lado, los sistemas ERP basados en la nube permiten a las organizaciones ahorrar los costes iniciales que conlleva la implementación local de las infraestructuras TI. Y este último argumento es uno de los que más peso parece estar teniendo en el cambio de tendencia hacia ERP basado en la nube, lo que ahora están agradeciendo muchas de las empresas que han seguido este camino.

Según los expertos, una vez que haya pasado lo peor de esta crisis sanitaria habrá que enfrentar la grave crisis económica que se está gestando, y las organizaciones que quieran superarla deberán apostar por enfoques y tecnologías que les permitan operar con más eficiencia y ser mucho más resistentes. Esto lleva a repensar las estrategias de transformación digital para integrar mejor y más rápido estrategias más inteligentes, como los ERP basados en la nube.

Los beneficios que más destacan los expertos son que tienen menores costos de implementación, que permiten la toma de decisiones basada en una única fuente de datos unificada, un mejor control de costos y un sistema consolidado más eficiente. Además, contribuye a mejorar las capacidades de cumplimiento de la organización, ya que proporciona un canal de auditoría siempre activo y omnipresente, una mayor eficiencia organizativa gracias a una visión de 360 grados, y una mayor seguridad para toda la empresa, que es una parte fundamental del propio concepto de ERP en la nube.

Comenzando con esa eliminación de silos apoyándose en la nube, todo esto confluye para sentar las bases de una transformación digital más eficiente y exitosa. Gracias a una planificación de recursos más eficiente, unificada y ubicua las organizaciones pueden acabar con las viejas estrategias empresariales que dificultan el avance de la organización. Por ejemplo, acabando con el uso de soluciones de software cerradas y poco útiles en la era digital, o reduciendo los gastos de capital en infraestructuras costosas que deben administrarse y actualizarse constantemente. Y también existen grandes beneficios en el área de recursos humanos, que queda perfectamente integrada en la estructura empresarial para beneficio de la organización y de los trabajadores.