Las empresas españolas aceleran la migración de procesos de negocio a la nube

  • Cloud

cloud nube camino

En los dos últimos años la adopción de servicios en la nube ha aumentado considerablemente entre las empresas españolas y actualmente un 67% ya opera más del 20% de sus procesos de negocio desde estas plataformas. A lo largo de este año esta transición continuará progresando a medida que las organizaciones expandan los entornos de TI híbrida y de múltiples nubes, para lo que seguirán recurriendo a integradores especializados con conocimientos y experiencia probados.

Recomendados: 

Cloud: en busca de la agilidad Encuesta

Conectando y entendiendo a la empresa sin fronteras Webinar

IT Trends 2021. Asimilando la aceleración digital Leer

La transformación digital se ha acelerado desde 2019 y las empresas españolas están recurriendo cada vez más a diferentes servicios en la nube para transformar sus modelos de negocio. Según una investigación realizada por Penteo, patrocinada por la filial española de Syntax, el mercado de infraestructura como servicio (IaaS) ha entrado en una fase de madurez en España, tanto en el lado de la oferta como de la demanda.

Por parte de los proveedores la oferta es cada vez más variada, tratando de abarcar las necesidades de empresas de todos los sectores, y con servicios más desarrollados y accesibles. Esto está permitiendo a los clientes empresariales sacar más partido a los servicios cloud y diferenciarse más de su competencia, aprovechando la gestión en la nube para administrar mejor sus entornos de TI híbrida y de múltiples nubes, y para la gestión de las plataformas y software como servicio.

En cuanto a los clientes, los investigadores dicen que casi todas las empresas españolas conocen las características y posibilidades que ofrecen los servicios en la nube y, en general, un 34% de los procesos empresariales ya se ejecutan en cloud, un porcentaje que ha crecido sensiblemente desde el inicio de la pandemia (28%). Según este informe el porcentaje de empresas españolas que ejecuta más del 20% de sus procesos comerciales en la nube ha pasado del 44% al 67% en estos años, lo que da una muestra del gran progreso que se está dando en esta transición.

A medida que las empresas han ido adoptando servicios en la nube han ido dándose cuenta de que los beneficios que les aporta se ajustan a sus expectativas, lo que está generando más confianza e impulsando la contratación. Los más destacables son la flexibilidad con que muchos de estos servicios se adaptan a los requisitos de su negocio y a su presupuesto, y ciertas ventajas en cuanto a continuidad y resiliencia que convencen cada vez más a los clientes.

Para Alex Morales, analista senior de Penteo, “esto es una señal clara de madurez, tanto desde el punto de vista de la oferta con productos, servicios y empresas sólidos, como de la demanda que comprende el valor real de la tecnología, su propósito y sabe aplicarlo adecuadamente a sus necesidades”. Aunque la investigación que ha realizado revela que un 29% de las empresas no ha definido claramente una estrategia de la nube, algo que considera fundamental para sacar partido a la nube y reducir los posibles riesgos.

En su opinión, es necesario contar con un plan definido y bien comunicado, evitando la creación de silos tecnológicos, las implementaciones de soluciones no estándar que dificultan la inteoperabilidad, la generación de costes imprevistos y una mayor exposición a riesgos debido a entornos mal configurados. Para ello es importante contar con la ayuda de implementadores especializados que guíen a las organizaciones en el proceso, eliminando riesgos e incertidumbres.

La investigación muestra que las características que determinan la elección de un integrador de la nube son su nivel de experiencia, su conocimiento y sus capacidades técnicas, algo que mencionan todos los entrevistados. Para facilitar la adopción de modelos de TI híbrida se considera fundamental que los proveedores tengan amplios conocimientos, así como certificación de los hiperescaladores de la nube, de sus propias infraestructuras, en caso de disponer de ellas, y de sus servicios.

También deben demostrar solvencia en el traslado del catálogo de servicios a través de una estrategia y hoja de ruta definidas, que abarque proyectos de migración de infraestructura, aplicaciones, operaciones y mantenimiento. Y que los complementen con propiedad intelectual y activos propios. Quim Alfaro, director de Consultoría Cloud de Syntax a nivel global, señala que “la preparación intensiva para la migración es crucial para el éxito de cualquier estrategia de nube, ya que marca el rumbo a seguir, y eso requiere experiencia operativa y metodológica”.

Por otro lado, la seguridad de los datos también es considerada por un 83% de las empresas españolas como un aspecto fundamental a la hora de escoger un proveedor de servicios en la nube y un integrador, debido a los requisitos que imponen las nuevas leyes y al riesgo cibernético. Alfaro dice que “el traslado de cargas a cloud genera preocupaciones legales y regulatorias, por lo que las organizaciones buscan proveedores que puedan dar cobertura al cumplimiento específico de la sector y geografía en la que operan”.

Este año la economía española seguirá recuperándose de los efectos de la pandemia y todos los indicadores muestran que la digitalización entrará en una etapa de mayor madurez, en la que las empresas consolidarán sus estrategias digitales a través de nuevos enfoques. Y uno de los pilares seguirá siendo la nube, que será la base de nuevos modelos de negocio, operativos y laborales. En este camino seguiránm migando sus procesos de negocio a plataformas cloud, poniendo más atención a la seguridad, la integración de servicios y tecnologías y el control de costes.