El metaverso abre nuevos caminos para las empresas de productos y servicios

  • Negocios

Metrovacesa - Datacasas - Metaverso

Los entornos virtuales creados en el metaverso proporcionarán un escaparate ideal para infinidad de productos y servicios que los consumidores podrán ver y probar digitalmente. Aunque el metaverso todavía no ha tomado una forma definitiva se están realizando inversiones multimillonarias en el desarrollo de ecosistemas virtuales donde los vendedores podrán expandir su negocio.

Recomendados: 

Oportunidades de transformación tecnológica para las PYMES Video

Viaje al Cloud en la estrategia de modernización  empresarial Documento

El teletrabajo en España antes, durante y después de la pandemia Informe

El metaverso está generando grandes expectativas ¡para muchas industrias, que ven en este concepto de mundo virtual un nuevo canal con infinidad de posibilidades para expandir el negocio. En estos entornos las personas utilizarán un avatar para navegar por un universo virtual en el que las marcas podrán promocionar sus productos y servicios a través de experiencias digitales. Esto ofrece numerosas posibilidades para industrias como el comercio minorista, la automoción, la promoción inmobiliaria, las finanzas, el turismo y muchos otros sectores.

Un informe elaborado por McKinsey revela que la inversión total en el metaverso alcanzará unos 120.000 millones de dólares este año, destinados a construir entornos donde vender productos y servicios. Y sus investigadores esperan que para 2030, más del 50% de los eventos en vivo y el 80% del comercio electrónico podrían desarrollarse en el metaverso, aunque sea parcialmente. Esto genera nuevas esperanzas y también un a cierta reticencia para muchos vendedores, que ven en el metaverso un ecosistema complejo y difícil de abordar. Pero los expertos consideran que es más fácil de lo que parece y que las empresas que no crucen esta nueva frontera corren el riesgo de perder muchas ganancias.

En un informe publicado por la firma Capgemini sus investigadores aclaran los principios básicos del metaverso, definiéndolo como una variedad de entornos virtuales a los que se puede acceder a través de pantallas o gafas de realidad virtual, empleando avatares para interactuar con el entorno y realizar transacciones. Y cualquier operación que se realice dentro del metaverso permanece, por ejemplo, la adquisición de bienes y servicios. Estos espacios se componen de un front-end inmersivo, un entorno virtual 3D y una infraestructura back-end que valida las transacciones a través de tokens y blockchain, otorgando permisos de propiedad válidos.

Los proveedores de productos y servicios que quieran posicionarse en el metaverso tienen ante sí dos caminos posibles. Uno es construir equivalentes virtuales de productos, como puede ser un vehículo, una prenda de ropa o un dispositivo, que se podrían utilizar de forma virtual. Otro camino posible es adquirir terrenos o construir un espacio virtual propio para exponer productos y servicios de cualquier naturaleza. Cada marca deberá valorar si entrar a formar parte de un metaverso creado por otras partes o construir el suyo propio, y en ambos casos existen muchas oportunidades de desarrollo de negocio, y de promoción a través de eventos y experiencias digitales. Gracias a las salas de exhibición virtuales es posible vender a los consumidores, pero también es un terreno fértil para los negocios B2B.

Los expertos señalan que para hacer negocios en el metaverso las empresas de productos y servicios, la mayoría fuera del ámbito de la tecnología, necesitan desarrollar una estrategia centrada en el valor. Por ello, recomiendan no dar este salto tecnológico sin tener un plan, en el que deberían definir cuáles son sus objetivos para el metaverso. En su informe, emiten una serie de recomendaciones a estas empresas.

Explican que la clave está en la experimentación y, dado que todavía no está clara la forma que tomará el metaverso, es importante poner sobre la mesa todas las ideas e hipótesis sobre lo que pueden realizar en el metaverso, y realizar pruebas de concepto para identificar las vías más prometedoras. Y destacan que, incluso si no se pueden identificar casos de uso de alto potencial a corto plazo, estos irán surgiendo en el futuro. Por ello es importante recopilar información sobre cómo los usuarios interactúan con sus ofertas, y es vital lanzar proyectos piloto para obtener esta información. Asimismo, esto permitirá probar y pulir los proyectos iniciales, descartar aquellos que muestran indicios de fracaso e identificar nuevas oportunidades.

Para los expertos es muy importante que las empresas no se centren exclusivamente en la parte tecnológica del metaverso, lo que podría generar atascos y dejar casos de uso sin desarrollar. En cambio, recomiendan centrarse en el caso de uso comercial y confiar en que la tecnología facilitará su desarrollo. Y señalan como ejemplo el avance de tecnologías consideradas como básicas para los negocios en el metaverso, como los contratos para transacciones virtuales. Además, ya han surgido vendedores de terrenos virtuales que proporcionan a los clientes empresariales un lugar donde desarrollar sus iniciativas de negocios en el metaverso.