Realidad aumentada y metaverso en la industria automotriz

  • Software y Apps

coche conectado

Los fabricantes de la industria automotriz están comenzando a fijarse en las posibilidades que puede ofrecerles el metaverso en el futuro, y relacionan esta innovación con la realidad aumentada. Los expertos creen que las tecnologías relacionadas con la AR, como la localización y mapeo simultáneos, el reconocimiento facial y el seguimiento de movimiento tendrán mucho peso en el sector, y las marcas están empezando a invertir en este campo.

En un futuro en el que los vehículos serán autónomos la realidad aumentada (AR) tendrá un papel muy importante, complementando la percepción de entornos reales con información sobre lo que captan las cámaras de los coches, entre otras cosas. Los expertos de GlobalData han realizado una investigación para entender mejor la relación que existe entre las tecnologías relacionadas con la realidad aumentada y el metaverso en el contexto de la automoción. Entre sus principales conclusiones está que a medida que el metaverso vaya tomando forma ciertas tecnologías relacionadas con la AR tendrán un papel más importante en el sector.

Concretamente hablan de la localización y el mapeo simultáneos (SLAM), el reconocimiento facial y el seguimiento del movimiento, que consideran vitales para desarrollar casos de uso basados en el metaverso. En opinión de Emilio Campa, analista temático de GlobalData, “el metaverso es un mundo virtual donde los usuarios comparten experiencias e interactúan en tiempo real dentro de un escenario simulado, mientras que AR es una tecnología que permite al usuario ver el mundo real superpuesto con datos digitales. Si bien el sector automotriz ciertamente está haciendo un mayor uso de AR, la adopción es lenta y los casos de uso son limitados”.

Una de las aplicaciones de la realidad aumentada en los vehículos más modernos y automatizados es la implementación en pantallas frontales (HUD) de parabrisas, lo que permitirá mostrar información y entretenimiento en el vehículo. En el caso de los vehículos de nivel 5, considerados como totalmente autónomos, probablemente surgirán más usos para la realidad aumentada, pero no se espera que estén en el mercado de forma generalizada hasta el año 2035.

Mientras tanto, la innovación en AR dentro del campo de la automoción está progresando, con aplicaciones como las ayudas en pantalla para la navegación GPS, que se muestran sobre el parabrisas. Por otro lado, la realidad aumentada tiene diversas aplicaciones a nivel interno de la industria, especialmente en el campo de la fabricación y el mantenimiento, la capacitación de los trabajadores o el control de calidad de los vehículos.

Al margen de esto, los fabricantes también tienen un ojo puesto en el desarrollo del metaverso, ya que podría ofrecer interesantes posibilidades al sector, o no. Según Campa, “el sector automotriz no es inmune a la exageración en torno al metaverso, que probablemente se base en tecnología relacionada con AR, ya que algunas empresas automotrices ya han comenzado a explorarlo. Por ejemplo, BMW se asoció con Nvidia y Hyundai se asoció con Unity, ambos con la intención de construir gemelos digitales 3D virtualmente accesibles de sus fábricas. Esto permitirá a los empleados evaluar de forma colaborativa modificaciones y ajustes a las líneas de producción en las primeras etapas de planificación”.

Existen otros proyectos que tratan de relacionar el metaverso y las tecnologías AR con la industria automotriz y las comunicaciones 5G, desde vehículos a servicios de a bordo, pero por el momento se pueden considerar como experimentos y no está claro si tendrán un futuro en el sector de la automoción. En opinión de Campa, dejando a un lado estos ejemplos, el impacto de la realidad aumentada y el metaverso en la industria del automóvil es pequeño, peor a medida que estas tecnologías se vayan integrando en otros aspectos de la vida de las personas, la adopción en la industria automotriz podría avanzar, sobre todo en torno a los vehículos autónomos.

Concluye que “la realidad aumentada mejorará las futuras experiencias de entretenimiento superponiendo contenido y videojuegos sobre el mundo exterior o reutilizando las ventanas de los automóviles para mostrar un mundo completamente diferente. Es muy posible que estos mundos formen parte del metaverso, permitiendo que los avatares de familiares y amigos te acompañen en esos viajes largos y aburridos”.