Los españoles están más familiarizados con el metaverso que los europeos

  • Software y Apps

Ipsos - Metaverso - Realidad Extendida

A pesar de que los países más desarrollados tienden a conocer mejor las nuevas tecnologías, los países emergentes son más favorables a innovaciones como el metaverso o la realidad extendida. En Europa un buen ejemplo está en España, donde más de la mitad de las personas afirma saber qué es el metaverso y consideran que su uso tendrá un impacto positivo en muchos sectores.

La popularidad del metaverso está extendiéndose desde que sus primeros impulsores anunciaron su intención de desarrollar este nuevo concepto de ecosistemas virtuales, y muchas empresas se han lanzado a experimentar con él en busca de futuras oportunidades de negocio. Por el momento la mayoría de industrias se muestran cautelosas y no están lanzándose de lleno a invertir en el metaverso, y en los próximos años se verá si realmente hay futuro para los negocios en estos entornos virtuales, o si serán otro intento fallido más, como los que protagonizaron anteriormente Second Life y otras propuestas.

Una de las claves de su futuro está en la aceptación de los consumidores, y en su interés en utilizar el metaverso para su ocio, sus compras y otras gestiones digitales. Para conocer más en profundidad cómo está calando la idea del metaverso entre la población, la firma Ipsos ha elaborado el estudio 'Cómo ve el mundo el metaverso y la realidad extendida', en colaboración con el Foro Económico Mundial. En él han recogido la opinión de un gran número de personas en 29 países, en un muestreo realizado entre el 22 de abril y el 6 de mayo de 2022, a través de su plataforma Global Advisor.

Entre sus principales conclusiones está que el 52% de la población mundial, en general, se considera familiarizada con el metaverso, y un 50% se muestra favorable a la incorporación de esta tecnología en su vida diaria. Aunque han hallado grandes diferencias entre los distintos países donde han realizado su encuesta, y destacan que los países emergentes se muestran más a favor que aquellos con una economía más desarrollada y rentas más elevadas, a pesar de que en estos el proceso de digitalización suele estar más avanzado.

En el ámbito de Europa la población menos familiarizada con el metaverso está en Polonia (27%), Francia (28%), Bélgica (30%) y Alemania (30%). En cambio, en España un 63% de las personas encuestadas afirma conocer el metaverso, un porcentaje que supera en 9 puntos a la media global, no solo a la europea.

En relación a las tecnologías de realidad extendida el porcentaje es, incluso, superior. La encuesta de Ipsos revela que el 80% de la población mundial está familiarizada con la realidad virtual, y el 61% con la realidad aumentada. En Europa, los países en los que la población muestra un menor conocimiento de la realidad virtual son Francia (46%), Alemania (47%) y Suiza (57%). Y, sobre la realidad aumentada, los menos conocedores son Bélgica (36%), Francia (38%) y Alemania (38%). Y cabe destacar que la familiaridad y la aceptación de estas tecnologías difiere mucho entre los distintos grupos de edad y los diferentes niveles de estudios.

La investigación muestra que, a pesar de los distintos niveles de conocimiento y aceptación, las personas esperan que las aplicaciones que utilizan el metaverso tendrán un impacto cada vez mayor en sus vidas a lo largo de la próxima década. Un 66% de los encuestados percibe que los mayores cambios de darán en el aprendizaje virtual, el 64% en la industria del entretenimiento, el 62% en los entornos de trabajo virtuales, al 60% en la industria de videojuegos y el 59% en la socialización de las personas.

En el caso de España un 63% de los encuestados percibe que el mayor impacto se producirá en la educación y la formación virtual, seguido por el entretenimiento (61%), los videojuegos (57%), las reuniones de trabajo (55%), la forma de socializar (54%) y en los recursos relacionados con la salud (54%). Aunque la percepción por parte de los ciudadanos probablemente irá cambiando a medida que se desarrollen y se demuestren nuevos casos de uso, y que las personas comiencen a acceder a estos entornos virtuales a través de sus smartphones y otros dispositivos. La experiencia de usuario será un factor clave para el éxito del meta verso, y también la diferenciación con otros entornos digitales más maduros, en los que ya se está trabajando mucho en UX y en la integración multicanal.

Según Jame Ferrand-Gutierrez, head of Data Intelligence de Ipsos en España, explica que “los resultados de este trabajo de investigación dan una visión muy optimista del potencial del metaverso, y demuestran que muchas personas están abiertas al cambio tecnológico que se está perfilando”. Pero a pesar de estos resultados, se trata de opiniones anteriores a que las personas realmente hayan disfrutado del metaverso. Y, como en otras innovaciones disruptivas, en su desarrollo surgirán numerosos desafíos y focos de resistencia al uso de estas tecnologías, incluso por parte de las personas afines a ellas.

Además, Ferrand-Gutierrez dice que no se debe ignorar que el metaverso sigue siendo un concepto por desarrollar, y recomiendan a las marcas que se adentren en este nuevo mundo con cautela y tomen decisiones de forma racional, que les permitan considerar las ventajas e inconvenientes en su caso concreto. Y concluye diciendo que “el metaverso, aunque está planteado como una realidad paralela donde todo tiene cabida, en realidad no es así, al menos en la actualidad”, y por ello dice que habrá que ver cómo se desarrolla el concepto y surgen o no casos de uso comerciales con posibilidades de éxito.