Malas perspectivas para los fabricantes de dispositivos móviles

  • Negocios

Smartphone Genérica

En los últimos trimestres la demanda de dispositivos móviles ha ido cayendo y los proveedores se enfrentan a una etapa de contención de las ventas que se prolongará al año que viene. La lenta expansión de las nuevas redes 5G y las malas perspectivas económicas están llevando a los consumidores a contener el gasto a la espera de tiempos mejores, y los fabricantes están recortando la producción para no saturar más los inventarios en el canal.

  Recomendados....

» Tendencias TI 2023 y factores que influirán en su despliegue Webinar
» Nueve formas prácticas de optimizar los costes IT Guía
» 5 aspectos a evaluar en su sistema telefónico y claves para aumentar su éxito Leer

Durante años el tercer trimestre de cada año ha sido una época de crecimiento en el mercado de dispositivos móviles, pero en 2022 la tendencia no se ha mantenido, y la producción ha descendido un 0,9% frente al trimestre anterior, marcando una caída del 11% con respecto el mismo período del 2021. Los investigadores de TrendForce comentan que la desaparición de esta temporada alta tradicional ha venido acompañada de una contracción de la producción por parte de los fabricantes, que han preferido consumir el inventario acumulado en el canal en los trimestres anteriores, rebajando sus planes de fabricación en el tercer trimestre.

Al mismo tiempo, dadas las malas perspectivas económicas para el futuro cercano, se espera que sigan conteniendo el gasto en producción. Con ello, algunos fabricantes están logrando mantener unas cifras relativamente positivas, aunque en los próximos trimestres podrían ver nuevos descensos de demanda. En el tercer trimestre, Samsung ha conseguido incrementar sus envíos en un 3,9% con respecto al trimestre anterior (64,2 millones de unidades). Pero anticipa una nueva caída en el cuarto trimestre de 2022. Los investigadores destacan que actualmente esta compañía domina el nicho de mercado de smartphones plegables, con casi un 90% de cuota, aunque esta categoría solo representa el 1,1% de todo el mercado de smartphones. El año que viene podría aumentar hasta un 1,5%, aunque el fabricante coreano vería reducida su cuota en este segmento a casi un 80%.

A nivel de envíos, en el tercer trimestre del año Apple se situó en segunda posición, con 50,8 millones de smartphones fabricados. Los expertos aseguran que esta cifra se ha logrado gracias al traslado de la demanda de smartphones de la firma china Huawei, en parte por la política de precios de los nuevos modelos del iPhone. La intención de la compañía en estas fechas suele ser aumentar la producción para acelerar las ventas en el cuarto trimestre, pero es probable que este año cambie su estrategia para dar salida a los diferentes modelos que tienen actualmente la compañía.

Los siguientes puestos en el ranking mundial de smartphones están ocupados por Xiaomi, OPPO y Vivo, y el primero mantiene su dominio en este rango gracias a la suma de sus diferentes submarcas (Mi, Redmi, POCO y Black Shark). OPPO hace lo propio con las firmas Realme y OnePlus, y Vivo con iQoo. Pero las cifras de TrendForce indican que solo Xiaomi ha logrado mantener un nivel de producción similar al del trimestre anterior, mientras que las demás han visto una caída de ventas en estos meses.

De cara a los próximos meses, los expertos prevén que estas tres grandes marcas chinas deberán enfrentar serias dificultades, ya que el mercado chino está muy saturado, y la firma Honor se ha convertido en un competidor muy fuerte en el mercado interno del país. En otros mercados internacionales su presencia es muy variable, y las ventas en otros países podrían no compensar la debilidad del mercado de china.

Una tendencia que está ganando fuerza ante las complicaciones que siguen lastrando la cadena de suministro de smartphones es que los grandes fabricantes están apostando por la producción nacional de chips, con claros ejemplos como Samsung, Apple y Huawei. Con ello quieren dejar de depender de proveedores extranjeros y limitar los efectos de posibles conflictos comerciales, como el que mantienen EEUU y China. Esto se está viendo cada vez más en la producción de modelos de gama alta, que proporcionan mayores márgenes a los fabricantes, sobre todo si la producción de componentes se realiza a nivel local.

En cualquier caso, el panorama para el mercado de smartphones en el futuro cercano es sombrío. Los investigadores de TrendForce prevén que en el cuarto trimestre de 2022 las ventas no crecerán como estaba previsto por la campaña navideña, incluso con las estrategias de reducción de precios. Así, se espera que la producción de smartphones aumentará un 9,3% con respecto al tercer trimestre (316 millones de unidades). Teniendo en cuanta que el mercado ha caído durante los últimos seis trimestres consecutivos, esto no representa una gran mejoría, y los expertos creen que el canal no logrará corregir el exceso de inventario hasta el segundo trimestre de 2023, como poco.