Aplicaciones emergentes de la inteligencia artificial en smartphones

  • Inteligencia Artificial

smartphones usuarios

La búsqueda de funciones más avanzadas y una mejor experiencia de usuario en los dispositivos móviles ha llevado a la incorporación de capacidades de inteligencia artificial asociadas a diferentes aplicaciones. Los smartphones actuales son más inteligentes que nunca y aprovechan la IA para mejorar el rendimiento, la seguridad y el desempeño de muchas apps y servicios digitales. Los fabricantes y desarrolladores de software para móviles continuarán ampliando el alcance de la IA en sus dispositivos en el futuro, facilitando la interacción de los usuarios con el ecosistema digital en constante cambio.

Desde el nacimiento de los smartphones la tecnología móvil ha ido evolucionando para proporcionar más funcionalidades y mejorar la experiencia de usuario, pero estos dispositivos no han sido verdaderamente inteligentes hasta la incorporación de capacidades de inteligencia artificial. En los últimos años esta tecnología ha mejorado mucho y se ha expandido al ecosistema móvil mediante los asistentes digitales y como parte de ciertas aplicaciones y servicios específicos. Por ejemplo, las apps de cámaras de fotos, los sistemas de seguridad y ciertas apps y servicios en la nube.

Desde la firma Anovo, especializada en soluciones para el servicio postventa y la gestión de la cadena de suministro del sector tecnológico, destacan cuáles son las principales aplicaciones de la inteligencia artificial en los dispositivos móviles actuales. Destacan especialmente el papel de la IA en la mejora de las funcionalidades de estos aparatos, permitiendo a los usuarios interactuar con ellos de forma más sencilla y natural. Pero también señalan que la inteligencia artificial permite comprender y decodificar el significado de datos no estructurados en forma de audio, imágenes, vídeos y documentos, extrayendo información que permite mejorar la experiencia de usuario y el funcionamiento de muchos servicios.

Los fabricantes de tecnologías móviles son conscientes del gran potencial de la IA para desarrollar nuevas y más completas funcionalidades y pare mejorar la experiencia de uso de sus dispositivos. En Anovo señalan que “esta tecnología se está introduciendo de forma gradual en los dispositivos y cada vez son más los usuarios que se benefician de su aplicación”. Y en este informe destacan los principales usos que tiene actualmente la inteligencia artificial en los dispositivos móviles.

Autenticación biométrica

La seguridad se ha convertido en un elemento fundamental en los dispositivos móviles, a medida que se expande el uso de servicios digitales como la banca digital o las compras online, entre otros muchos. Hasta el punto de que los principales fabricantes incluyen chips específicos para blindar los smartphones. En este contexto es fundamental proteger y verificar la identidad digital de los usuarios, y para ello se ha popularizado el uso de sistemas de reconocimiento biométrico, que aportan una mayor seguridad y facilitan el desbloqueo de los dispositivos y el inicio de sesión en todo tipo de servicios.

Un estudio realizado por la firma Experian indica que el 81% de los españoles confía en los sistemas de biometría física, y un 76% en la identificación mediante la biometría del comportamiento. En Anovo dicen que esta tendencia acabará transformando definitivamente la forma de iniciar sesión en entornos digitales, acabando con el uso de contraseñas tradicionales.

Reconocimiento de voz

El desarrollo de técnicas de aprendizaje automático ha permitido crear sistemas de reconocimiento y síntesis de voz altamente avanzados, que actualmente se utilizan en aplicaciones como los asistentes digitales. “Aplicaciones” como Alexa, Siri o el asistente de Google son capaces de comprender las peticiones de voz realizadas por los usuarios en multitud de idiomas y acentos, y gracias al aprendizaje automático aplicado a este campo estos asistentes son cada vez más sofisticados y capaces de interactuar de forma más natural con las personas.

En Anovo destacan cómo estas aplicaciones están ganando usuarios con rapidez a medida que evoluciona la tecnología de IA y machine learning, y citan un estudio realizado por Juniper Research, en el que los expertos pronostican que para el año 2023 el 72% de los smartphones contará con asistentes virtuales basados en el reconocimiento de voz impulsado por IA.

Mejora de la eficiencia

Uno de los problemas inherentes a la evolución de los dispositivos móviles es el aumento del consumo de energía, ya que las capacidades de las baterías no logran superar al creciente consumo del hardware móvil. Por ello, los fabricantes se están esforzando por optimizar el consumo de energía, y para ello están recurriendo cada vez más a la inteligencia artificial. Mediante la IA es posible identificar las aplicaciones que más se usan, cuándo y para qué, y optimizar la velocidad de procesamiento y el desempeño de la batería.

Además, como explican desde Anovo, “el sistema puede elegir automáticamente en qué momentos del día es más adecuado mostrar las notificaciones al usuario, o en qué situaciones se debe reducir el rendimiento para obtener una mayor autonomía”. La aplicación de la inteligencia artificial a la mejora de la autonomía de los smartphones será crucial en los próximos años, cuando estos dispositivos se utilizarán para aplicaciones cada vez más complejas y más exigentes en energía, como la realidad virtual y aumentada, el metaverso y otras tendencias relacionadas con el uso de tecnología en movilidad.

Fotografía móvil

Desde que los smartphones comenzaron a sustituir a los móviles tradicionales, uno de los reclamos principales para muchos usuarios ha sido la calidad de la cámara de fotos. A medida que los teléfonos inteligentes han ido mejorando en este aspecto han logrado desplazar casi por completo a las cámaras digitales de consumo, que se popularizaron en la primera década de este siglo. Ahora, los smartphones cuentan con funciones muy avanzadas, similares a las de aquellas cámaras, y otras muy superiores, que se nutren de las capacidades de la inteligencia artificial.

Por ejemplo, el reconocimiento automático de escenas y objetos en tiempo real, el reconocimiento facial y otras funciones muy avanzadas que cada vez son más populares en el ecosistema móvil. En Anovo señalan que “en base a la luz del espacio, a la velocidad del objeto o de las personas a retratar, el mismo dispositivo sugiere el modo de captura más adecuado en el momento de tomar una foto, obteniendo como resultado imágenes más nítidas y definidas”.

Pero la aplicación de la IA a la fotografía móvil no deja de evolucionar, y están surgiendo nuevas tendencias interesantes, como la capacidad de adaptar automáticamente los ajustes de la cámara en base a preferencias de cada usuario, o para adaptar los resultados automáticamente a los estereotipos de belleza del país de origen de los usuarios. Y también ha multitud de aplicaciones propias de la marca de los smartphones o de terceros que aportan infinidad de posibilidades creativas basadas en la IA, como la modificación dinámica de rostros o la incorporación de elementos gráficos en tiempo real en vídeos y fotografías.