Las ventas de smartphones siguen cayendo

  • Infraestructura

smartphone usuario

En los últimos trimestres el mercado mundial de smartphones ha sufrido una caída inusual de la demanda, como consecuencia de la contención del gasto de los consumidores. Esta tendencia ha continuado en el tercer trimestre de 2022, cuando las malas previsiones económicas han llevado a los consumidores a contener el gasto en tecnología, y las previsiones para final de año no han mejorado.

Recomendados: 

Metología para adoptar SAP/4 HANA de forma rápida y económica. Documento

Descubre cómo optimizar tus gastos IT. Video

Transformación digital mediante `Data Cloud' Inteligente.  Informe

Según los datos preliminares del último informe trimestral de IDC, los envíos globales de smartphones han descendido un 9,7% interanual en el tercer trimestre, quedando en 301,9 millones de unidades. Este nuevo descenso confirma la tendencia a la baja que ha experimentado la industria en los últimos trimestres, que no está logrando remontarse con el lanzamiento de terminales 5G. Los expertos señalan que es el quinto trimestre consecutivo de descenso en el mercado de smartphones, y se trata de la caída más importante en un tercer trimestre. En su opinión, los principales motivos de este comportamiento son la debilidad de la demanda y la incertidumbre económica.

Nabila Popal, directora de investigación del equipo Worldwide Tracker de IDC, comenta que la mayor caída se ha producido en los mercados emergentes, donde la demanda es menor y donde el aumento de costos y de la inflación están minando la capacidad adquisitiva de los consumidores. Esto está llevando a un aumento del inventario de los proveedores, especialmente los de China, pero también está afectando a marcas de primer nivel de otros países, como Samsung o Apple. Este último ha logrado mantener un cierto nivel de crecimiento en el tercer trimestre, pero sus ventas están frenando en seco en mercados clave.

Los expertos de IDC siguen creyendo que en 2023 comenzará la recuperación del mercado, pero por el momento han rebajado sus previsiones de ventas para todo 2022 y para el año que viene. Opinan que las ventas descenderán en el tercer trimestre y en todo 2022 en todas las regiones, salvo en Europa Central y del Este. En China los envíos podrían haber descendido en poco más del 12% en el tercer trimestre, lo que ha condicionado en gran medida el comportamiento del mercado, a pesar del mejor desempeño de mercados como el europeo, el americano o el japonés, donde las ventas habrían descendido a una tasa de un solo dígito. Finalmente, el resto de Asia Pacífico, América Latina y Oriente Medio y África también han sufrido descensos a tasas de dos dígitos.

Ryan Reith, vicepresidente de grupo de Rastreadores Mundiales de Dispositivos Móviles y de Consumo, en IDC, explica que están viendo “cómo se desarrolla una dinámica única en todo el mundo con respecto a las ventas de teléfonos inteligentes. Los mercados desarrollados, que a menudo venden más dispositivos premium, están obteniendo mejores resultados que los mercados emergentes, donde los teléfonos inteligentes se venden por una fracción del costo”.

Opinan que esto responde en gran medida a la expansión de los planes de pago ofrecidos a través de las empresas de telecomunicaciones, los canales minoristas y los proveedores. Y también por las promociones de intercambio de terminales, que incentivan la renovación de móviles. Pero Reith cree que de cara al año que viene y más allá el mercado necesitará generar un impulso de compra directa en los mercados emergentes si quiere recuperarse.