Decálogo de las tendencias que veremos a lo largo de 2023 en el ecommerce

  • Negocios

Madrid comercio online

España es el tercer país europeo que más factura gracias al comercio online. Pese a que el ecommerce tendrá que hacer frente a diferentes retos en un futuro próximo, como la integración del 5G, soluciones de inteligencia artificial, la crisis de suministros o la creciente inflación, las cifras referentes al comercio electrónico no dejan de crecer.

  Recomendados....

» Claves en el nuevo proceso de venta digital y e-commerce B2B Leer
» El futuro de los centros de datos a debate: tendencias y evolución Visualizar
» Los cambios que se avecinan en el sector digital y tecnológico Informe

De acuerdo con el “European Ecommerce Report 2022” elaborado por Ecommerce Europe, EuroEcommerce y Adigital, se estima que España cerró el año con una facturación estimada de 65.300 millones euros en compraventas, de los que a la venta online le corresponde el 17%. España se convierte así en el tercer país europeo que más factura gracias al comercio online. Pues bien, según las previsiones de Webloyalty, el 2023 continuará en la estela del crecimiento.

“Estimamos que las ventas brutas en el comercio electrónico aumentarán un 20%, especialmente en las categorías de viajes y electrónica. Asimismo, estimamos un 10% en el aumento de pedidos online, entre un 5 y un 10% en el gasto online y que las compras móviles pasen del 60% de 2022 al 65% estimado para este año”, explica Paula Rodríguez, Business Development Director de Webloyalty, que apunta a 10 tendencias que se impondrán este año en el ecommerce:

1. Cambios en las políticas de envíos y devoluciones. Las tiendas online han asumido los costes de envío y devolución que suponían graves pérdidas de ingresos para las marcas, con el objetivo de captar (las compras online. Esta consolidación del ecommerce hará que las empresas se replanteen estas políticas. No obstante, deberán ser precavidas porque las dificultades en el proceso de devolución pueden ser un motivo para no volver a comprar a una marca determinada para la mitad de los españoles, según un estudio realizado por Tenerity a través de la consultora Ipsos.

2. Importancia del stock. Debido a la inflación y a la crisis derivada de la guerra en Ucrania, aprovisionarse debe ser una prioridad para evitar problemas de abastecimiento, con la consiguiente pérdida de clientes o costes adicionales.

3. Importancia de las reseñas. Actualmente, 450.000 reseñas son consultadas a diario por los usuarios de internet, y que sean positivas tiene un impacto directo en las ventas de las marcas. Concretamente, NoFakes sitúa el incremento de las ventas entre un 270% y el 380% para empresas que tienen opiniones positivas. Apostar por una firme estrategia en este sentido será clave para diferenciarse de la competencia.

4. Presencia en marketplaces. El 100% de los compradores online españoles han realizado compras en algún marketplace en el último año, según confirma el “Estudio Anual Marketplaces 2022 España” realizado por Tandem up. Dado este escenario, las previsiones apuntan a que el volumen de marcas con presencia en estos canales seguirá aumentando a lo largo del año.

5. Expansión a nuevos mercados. 6 de cada 10 ecommerce españoles quieren expandirse internacionalmente en 2023, según los datos ofrecidos por Hubbo, y no es de extrañar que se haya convertido en una de las principales estrategias para lograr la escalabilidad.

6. Re-commerce y Up-cyling. La venta de productos de segunda mano, así como de artículos reciclados, se posiciona como una de las opciones de venta que cobra más importancia. Según un estudio de La Red del Cambio, uno de cada tres españoles adquiere este tipo de productos. Es por ello por lo que muchas marcas están lanzando nuevas líneas de negocio relacionadas con estos aspectos.

7. Flexibilidad de pago y opciones de financiación. Debido a la actual crisis económica será necesario facilitar un abanico más amplio de opciones de pago, siempre y cuando éstas sean claras y ofrezcan confianza. Si las marcas quieren mantener el consumo en un año lleno de incertidumbre, deben adaptarse a las necesidades del consumidor de forma ágil.

8. Metaverso. Ya no es el futuro, es el presente y ya estamos viendo como grandes marcas han presentado algunas colecciones para que los usuarios adquieran artículos para sus avatares virtuales.

9. Eliminación de las cookies de terceros. Éstas han permitido obtener información de los usuarios y poder segmentarlos por audiencias. Sin embargo, se avecinan grandes cambios que van a impactar de forma directa en las estrategias de marketing de los e-retailers, aunque ya se están planteando soluciones como la implantación y uso del walled garden.

10. Hiperpersonalización. Vivimos el ocaso de las estrategias masivas y las campañas generalistas. Pese a que no se ha conseguido una total personalización, es el objetivo. La hiperpersonalización ayuda a acertar más y los resultados son muy positivos en los principales indicadores (KPIs, OKRs). Ahora bien, para lograrlo es clave un conocimiento completo y exhaustivo del cliente, también fuera del entorno de relación con la compañía.