Nuevas oportunidades en el mercado europeo de exoesqueletos

  • Puesto de trabajo

Exoesqueleto

La transformación de los modelos de trabajo en diferentes industrias y los avances en ciertos campos de la atención sanitaria están impulsando el mercado europeo de exoesqueletos. Los fabricantes están lanzando soluciones cada vez más avanzadas que están ganando popularidad, con un mercado que ha alcanzado un valor de 283 millones de dólares en 2021, y que continuará creciendo a tasas interanuales de dos dígitos hasta 2025.

Recomendados: 

Entendiendo la Era del dato: tecnologías y propuestas para gestionar la "datificación" Webinar

Cómo elegir una base de datos para tus aplicaciones móviles Leer 

El concepto de humanidad aumentada basada en exoesqueletos está cobrando peso en ciertas industrias donde los trabajadores humanos manejan grandes cargas, y también en ciertos segmentos de la atención sanitaria, como la rehabilitación de pacientes con problemas de movilidad. Los fabricantes han ido evolucionando sus productos hasta conseguir máquinas más versátiles y fáciles de utilizar, que permiten a las personas contar con un extra de fuerza para manipular objetos grandes o pesados, y ayudan a las personas con dificultades motrices a desplazarse de una forma más natural.

Queda mucho trabajo por hacer hasta alcanzar los diseños que tanto ha popularizado la ciencia ficción, pero ya existen soluciones prácticas y cada vez menos voluminosas que están expandiendo su presencia. Según las previsiones de IDC, el mercado europeo de exoesqueletos ha ido progresando en los últiomos años hasta alcanzar un valor de 283 millones de dólares en 2021, y se espera que continúe creciendo a tasas de dos dígitos hasta 2025. Aún existen importantes barreras para su adopción generalizada, como los elevados costos de producción, que se traducen en precios generalmente superiores a los 100.000 dólares. También por los complejos requisitos de certificación y por la necesidad de una formación específica para lograr la coordinación hombre-máquina.

Pero los expertos creen que la tecnología de exoesqueletos tiene un gran potencial disruptivo en ciertos entornos de trabajo, donde permite incrementar las capacidades de los empleados, y como medio para aumentar la calidad de vida de personas con dificultades para moverse o inmersas en procesos de rehabilitación.

La última encuesta de tecnologías emergentes de IDC revela que el 33% de las empresas europeas de fabricación y recursos tienen pensado implementar exoesqueletos en los próximos 24 meses para casos de uso de asistencia y soporte. Las que ya lo han hecho afirman haber experimentado grandes beneficios en el lugar de trabajo, acelerando los procesos de producción y disminuyendo el número de incidentes en el lugar de trabajo.

Andrea Minonne, analista de investigación senior, líder de la investigación de Humanidad Aumentada en Europa, en IDC Reino Unido, comenta que a causa de su elevado precio los exoesqueletos no son tecnologías democratizadas y los proveedores se centran en sectores específicos de clientes, “como la manufactura, la atención médica y el ejército. No obstante, los exoesqueletos representan una tecnología revolucionaria tanto para los proveedores que desean convertirse en líderes en la humanidad aumentada como para los compradores que desean incrementar su agilidad y lograr indicadores clave de rendimiento relevantes y un sólido retorno de la inversión”.