La experiencia del empleado es vital para retener el talento

  • Puesto de trabajo

teletrabajo trabajo hibrido

Muchas empresas han sufrido una gran fuga de trabajadores en los dos últimos años y un alto porcentaje sigue buscando empleo activamente para mejorar sus condiciones. La estrategia de las organizaciones se focaliza en introducir tecnología para acelerar la digitalización e implantar el trabajo híbrido, pero a la plantilla le preocupa la pérdida de la cultura empresarial y demanda una mejor experiencia del empleado.

La escasez de talento en muchas industrias se está agravando con la gran rotación de personal que se viene registrando en el último año. Según la última encuesta de IDC sobre el futuro del trabajo, a principios de 2021 comenzó una oleada de renuncias en muchos sectores y un año después un 32% de los trabajadores está buscando un nuevo empleo activamente. Esto está generando gran preocupación entre las organizaciones, pero los expertos señalan que existe una gran desconexión entre empleadores y empleados en lo que se refiere a la experiencia laboral, y creen que aquí radica el problema.

Mientras que los líderes de las empresas están enfocándose en invertir en tecnología para habilitar el trabajo híbrido, a los empelados les preocupa la decadencia de la cultura empresarial. Analizando ambos casos, los tomadores de decisiones de TI muestran una mayor preocupación por la actualización de las tecnologías de colaboración y habilitación del trabajo híbrido. Por su parte, los empleados temen la forma en que la empresa evalúa su trabajo y la falta de conectividad. Además, entre un 25% y un 30% de los trabajadores híbridos no se sienten satisfechos con la tecnología que les proporciona la empresa.

Para los expertos, una de las principales claves para retener atraer y retener el talento está en la experiencia del empleado. En su encuesta han hallado que la remuneración sigue siendo el principal motivo de deserción entre los trabajadores, pero una experiencia laboral insatisfactoria se ha situado en segundo lugar. En opinión de Meike Escherich, directora asociada de European Future of Work, en IDC, “un enfoque continuo en la tecnología como una solución integral para mejorar la experiencia de los empleados es problemático, ya que los trabajadores remotos luchan principalmente con la disparidad de experiencias culturales”. Y pone el foco en los modelos de trabajo flexibles en los que se ha cambiado la cultura hacia una mayor capacitación de los trabajadores.

IDC afirma que las organizaciones pueden acabar con la mayoría de sus preocupaciones en torno a la escasez de talento si se centran en los aspectos de la experiencia del empelado que los profesionales consideran más importantes. En este sentido, las tecnologías y habilidades en el área de recursos humanos pueden desempeñar un papel clave para mejorar esta experiencia y afianzad a la fuerza laboral.

Como explica Ivan Oz, analista de investigación senior de European Software Research, esta investigación también destaca “las deficiencias en la experiencia de los empleados relacionadas con la cultura y el liderazgo de la empresa… pero incluso en áreas tan fundamentales, la gestión de recursos humanos puede ayudar a facilitar el cambio y medir el progreso”.