Alfabetización de datos para adaptar la fuerza laboral a la era digital

  • Puesto de trabajo

Formación

Las tecnologías digitales están ayudando a las empresas a adaptarse a la nueva realidad, pero en muchas la fuerza laboral carece de la preparación necesaria para trabajar con datos y tecnologías emergentes. Esto hace necesario replantear la gestión de talento y los expertos apuntan a que la estrategia más adecuada es potenciar la alfabetización de datos, una capacidad que se convertirá en fundamental para desempeñar muchos puestos de trabajo.

Muchas organizaciones están acelerando la digitalización e implementando datos y análisis en cada uno de sus procesos comerciales e interacciones con los clientes, construyendo poco a poco cadenas de suministro inteligentes con capacidades de análisis predictivo, logística automatizada y otras capacidades basadas en datos e inteligencia artificial. Pero estos grandes avances tienen una repercusión en el ámbito laboral, ya que muchos trabajadores necesitarán contar con un nivel cada vez mayor de alfabetización de datos para trabajar con estos nuevos sistemas.

Los datos y el análisis proporcionan a las personas una comprensión más clara de la situación y de las opciones que tienen a su alcance, pero los trabajadores deben confiar en sus habilidades en este campo, algo que solo se consigue a través de la alfabetización de datos. Para ayudar a las empresas a lidiar con este problema la firma Qlik ha encargado el informe Data Literacy: The Upskilling Evolution, en el que ofrecen recomendaciones para mejorar las habilidades digitales de los empleados.

Los datos deben usarse para actuar en tiempo real

Según explica en su informe el Dr. Paul Barth, director global de alfabetización de datos de Qlik, la finalidad de los datos ya no está en informar sobre el pasado, sino en proporcionar la capacidad para actuar en el momento. Esto solo puede lograrse si tanto los líderes empresariales como los trabajadores tienen la suficiente confianza en el uso de los datos y la analítica. La falta de seguridad al trabajar con datos es un problema grave, ya que solo el 11% de los empleados se siente lo suficientemente confiado en sus capacidades de alfabetización de datos. Por su parte, el 52% de los ejecutivos considera que tiene un nivel de alfabetización adecuado, pero el 45% reconoce que muchas veces la toma de decisiones se basa en la intuición, y no en conocimientos provenientes de los datos.

Priorización de la alfabetización de datos

Según este estudio, el 85% de los ejecutivos de nivel C consideran que en el futuro contar con conocimientos de datos será tan importante como saber utilizar un ordenador. Esto solo se logrará a través de una mayor alfabetización de datos, tanto de los empelados como de los propios ejecutivos, lo que proporcionará más confianza en las habilidades personales, precisión en la toma de decisiones y una mayor ventaja competitiva.

Capacitación para todos

Siguiendo el hilo del apartado anterior, los expertos recomiendan a las organizaciones potenciar la alfabetización de datos para todo el personal, y no solo para los especialistas. Según este informe, actualmente solo uno de cada 10 empleados de los departamentos de finanzas, marketing y recursos humanos recibe formación en alfabetización de datos, cuando el 70% de todo el personal necesita estas habilidades para su trabajo diario. Por ello, los expertos señalan que los líderes empresariales deberían comprender mejor dónde los datos pueden generar más valor para el negocio, e invertir en desarrollar las habilidades necesarias para lograrlo.

No democratizar los datos si no son fiables

La inteligencia empresarial y la toma de decisiones no pueden apoyarse en información imprecisa o no confiable, algo que los propios trabajadores y ejecutivos saben bien. La mayoría de personas no actuará en base a información en la que no confía, por lo que se hace muy necesario desarrollar una inteligencia de negocio explicable. Esto implica conocer el linaje de los datos, es decir, los cambios que han sufrido para llegar a una perspectiva particular, algo que gana importancia a medida que se trabaja más con máquinas. Según los investigadores, la mayoría de ejecutivos de nivel C esperan que las prácticas laborales se volverán más colaborativas, con herramientas inteligentes que ayudarán a tomar mejores decisiones (84%) y a ser más productivos (83%).

Influencia del metaverso en la alfabetización de datos

Los investigadores de Qlik creen que a medida que el metaverso se vaya desarrollando surgirán nuevos roles en las organizaciones, como el de Director de Metaverso, Arquitecto Ambiental del Lugar de Trabajo o jefe de Gamificación. Esto obligará a las empresas a incluir desarrollar nuevas capacidades relacionadas con la convergencia entre los mundos físico y virtual, lo que añadirá nuevas competencias a sus iniciativas de alfabetización de datos.

Capacitación y trayectoria profesional

Por un lado, los líderes empresariales que apuesten por una mejor alfabetización digital obtendrán mejores resultados. Por otro, preparar a los empleados con nuevas capacidades abre la posibilidad de que busquen empleo en otras empresas, y esta encuesta revela que el 45% de los trabajadores cambiarían de trabajo si encontrasen una empresa que proporcione mejor preparación para el futuro puesto de trabajo. Por ello, los líderes empresariales que quieran retener el talento desarrollado internamente deben planificar cuidadosamente la formación de sus empleados en el futuro, y reevaluar sus ofertas laborales pensando en la retención de ese talento.

Actuar cuanto antes

La última recomendación de los expertos para las empresas que buscan una mayor alfabetización de datos es que comiencen cuanto antes, ya que existe una relación directa entre tener empleados bien preparados y la obtención de mejores resultados comerciales. Los líderes que retrasen este cambio pondrán las cosas más fáciles a la competencia, que probablemente planea dar los mismos pasos en la digitalización del negocio, pero contarán con personal más capacitado para sacar partido de sus inversiones. Además, podrán responder en tiempo real a los cambios que se produzcan en el mercado, lo que pone en valor la importancia de promover una cultura de datos activa y mejorar la confianza en la alfabetización y el uso de datos en la organización.