10 tendencias en inteligencia empresarial

  • Gestión del dato

Analitica_analisis_datos_1

Las organizaciones están comprendiendo que la inversión en inteligencia empresarial tiene una correlación directa con los resultados comerciales y la expansión del negocio. Por ello, en los próximos años las empresas aumentarán el gasto en tecnologías que apoyarán el conocimiento, la eficiencia y la toma de decisiones, guiándose por una serie de tendencias.

Recomendados: 

Conectando y entendiendo a la empresa sin fronteras Webinar

Apps, datos y
espacio de trabajo 
Lectura 

Una de las ventajas que aporta la digitalización a las organizaciones es el aprovechamiento de la información para obtener más beneficios, y en los últimos años se ha revelado la relación que existe entre la inversión en inteligencia empresarial y la mejora de resultados comerciales. Esto se logra gracias a que mediante este enfoque se logra un mayor conocimiento que permite aumentar la eficiencia y optimizar los procesos de toma de decisiones. Como resultado se obtienen mejores resultados financieros para la empresa y beneficios para los empleados y los clientes.

Según la última encuesta Future of Intelligence, realizada por la consultora IDC, el 60% de las organizaciones que obtuvieron la máxima puntuación en su índice de inteligencia de negocio mejoraron sus procesos de toma de decisiones, frente a un 1% de las que no invierten en inteligencia de negocio. Y el 47% de las organizaciones que obtienen buena puntuación en inteligencia empresarial lograron aumentar la adquisición de clientes en un 10% o más, frente a solo un 10% de las que tuvieron una puntuación más baja en la clasificación.

Chandana Gopal, directora de investigación de Future of Intelligence, comenta que “las predicciones de IDC FutureScape destacan las tendencias clave que ocurrirán durante los próximos cinco años. Estas predicciones ayudarán a guiar a los líderes empresariales en su esfuerzo por mejorar la inteligencia empresarial para convertirse en líderes en sus mercados y superar a sus pares”. Estas tendencias afectan a los cuatro pilares de la inteligencia empresarial, que son la capacidad de sintetizar información, de aprender de la información, de aplicar los conocimientos obtenidos a escala y en el desarrollo de una cultura basada en datos construida sobre una base tecnológica. Estas tendencias son las siguientes:

- Para 2025 el 10% de las empresas F500 implementarán métodos científicos y experimentación sistemática a escala, aumentando en un 50% el desarrollo de productos y los proyectos de planificación empresarial para mejorar su competitividad.

- El 70% de las empresas F1000 colaborarán con otras empresas en el intercambio de inteligencia para 2023, basándose en estándares, valores y objetivos comunes, lo que fortalecerá el mutualismo en las relaciones con los ecosistemas en un 50%.

- En 2026 el 40% de las organizaciones del G2000 habrá duplicado el uso de automatización inteligente en la retención, difusión y síntesis de conocimiento basado en la información. Esto les permitirá adquirir habilidades para transformar el ciclo de vida de los datos en insights beneficiosos para el negocio.

- De cara a 2026 el 30% de las empresas empleará formas de economía del comportamiento y conocimientos basados en inteligencia artificial y aprendizaje automático para impulsar el trabajo de los empleados. Como resultado, mejorarán en un 60% las previsiones de resultados.

- La brecha de habilidades se ensanchará notablemente para el año 2024, a causa de la falta de una cultura de datos basada en la meritocracia. Esto empeorará la confianza en la administración, reducirá la satisfacción de los empleados e incrementará la rotación en dos tercios de las empresas pequeñas y medianas.

- IDC prevé que para el año 2023, el 60% de las iniciativas de inteligencia empresarial se habrán diseñado específicamente para cada organización. Esto acortará el tiempo de obtención de datos para la toma de decisiones en un 30% y permitirá mejorar la agilidad y la resistencia.

- En 2024, el 30% de las empresas del G2000 aprovechará las iniciativas de automatización desplegadas tras la pandemia, y el rol del gerente intermedio evolucionará hacia el visionario, curador y conector, impulsando la inteligencia colectiva dentro de la organización.

- Con el fin de reducir los riesgos de reputación, para 2025, el 40% de las empresas del G2000 se verán obligadas a rediseñar sus enfoques de toma de decisiones algorítmicas, mejorando la supervisión humana y la explicabilidad.

- De cara a 2026, la computación cuántica permitirá que el 10% de los problemas actualmente irresolubles para las empresas del F100 se resuelvan a través de grandes avances en análisis complejos.

- Finalmente, IDC destaca que, para el año 2025, tres cuartas partes de las grandes empresas se verán afectadas por puntos ciegos a causa de la falta de redes de conocimiento inteligentes, que les proporcionarían una armonización entre la inteligencia localizada y la centralizada.