Las empresas buscan profesionales con una mente analítica

  • Puesto de trabajo

Persona_trabajador

Desde que la crisis sanitaria comenzó a traducirse en una crisis económica las empresas han tenido que redefinir sus estrategias de negocio, y muchas se han apoyado en la analítica de datos para la toma de decisiones. Por ello, ahora necesitan más que nunca que sus trabajadores tengan una capacidad y una mate analíticas, y no solo en los expertos en analítica.

Recomendados: 

Teletrabajo: productividad, flexibilidad y seguridad a pleno rendimiento Webinar

Teletrabajo en 2020, el futuro se hace presente Leer 

En los tiempos que corren las empresas se basan cada vez más en los datos para llevar a cabo la toma de decisiones y guiar sus estrategias de negocio, ya que la competitividad es cada vez mayor. Por ello, están invirtiendo cada vez más en herramientas de análisis de datos, pero también están cambiando los requisitos para los trabajadores, buscando perfiles con una mente analítica, capaces de tomar decisiones en base a los resultados objetivos.

Desde que comenzó la pandemia esta tendencia ha ido cogiendo fuerza y se espera que en el futuro las capacidades analíticas sean imprescindibles para operar a muchos puestos en las empresas, y no solo en los relacionados con el análisis de datos, sino en toda la organización. Esto se debe a que la digitalización se está expandiendo a nuevas áreas, que a partir de ahora emplearán herramientas digitales y diferentes métricas basadas en resultados, y es vital que los empleados sepan trabajar en estos nuevos entornos.

Según los expertos de The Valley, la capacidad analítica va mucho más allá de analizar diversas situaciones para tomar decisiones, ya que puede aportar a las empresas otros beneficios, como la posibilidad de obtener resultados reales sobre el impacto de las acciones que se encuentran en desarrollo. O ayudar a identificar nuevas oportunidades de innovación y ayudar a utilizar el dato como un activo valioso para el negocio.

Considerando que las organizaciones manejan cada vez más datos y que la digitalización supondrá una aceleración en este sentido, los expertos señalan que el reto más importante para el negocio está en saber aprovecharlos para sacar el máximo valor posible de ellos. Esto se traduce en más innovación, toma de mejores decisiones y un impulso para poner en marcha iniciativas y proyectos que tengan un impacto positivo en el negocio. En su opinión, este es el motivo por el que las profesiones como CDO, científico de datos, Business Data Analyst o Data Manager están teniendo tanto auge.

Según David Rey, director del Master in Data Science & Big Data Analytics de The Valley, y Chief Data Officer en Idealista, “pensar de forma analítica facilita a los profesionales el poder de evaluar las situaciones siendo objetivos y neutrales, y teniendo en cuenta todos los factores influyentes, además de analizar y predecir qué acciones funcionarán y cuáles fracasarán, para así poder tomar decisiones basadas en datos reales que permitan resolver problemas, lograr objetivos y mejorar resultados”.

Los expertos de The Valley afirman que la capacidad analítica está cobrando mucha importancia tanto a nivel profesional como personal, ya que aporta muchas ventajas a las organizaciones y a la vida en general. Consideran que las cinco más importantes, y que más valor aportan a las organizaciones, son la capacidad de trabajar con más eficacia, eficiencia y con resultados de más calidad, la toma de decisiones más objetiva, la vinculación más estrecha con la innovación, una mayor capacidad de liderazgo y trabajo en equipo, y que las personas con estas habilidades también son más versátiles, y tienen a aportar valor en diferentes disciplinas y puestos de trabajo.

En cuanto al rendimiento, los perfiles analíticos suelen ser más ágiles a la hora de comprender la información y actuar en consecuencia, lo que agiliza las operaciones y proporciona mejores resultados. En cuanto a la toma de decisiones objetivas, al aplicar el razonamiento basado en datos se incrementa la posibilidad de que las decisiones sean acertadas, lo que tiene un impacto directo en los resultados comerciales y permite aprovechar mejor los recursos de la organización. Esto, según los expertos, tendrá una importancia capital en los futuros entornos automatizados, donde los trabajadores deberán llevar a cabo más estrategias analíticas.

Además, los perfiles analíticos tienen más posibilidades de generar soluciones innovadoras mediante la capacidad analítica para interpretar los datos, automatizar procesos y optimizar las estrategias. La cuarta ventaja que proporciona a una organización contar con trabajadores que tengan una mente analítica es que, generalmente, se trata de personas con más capacidad de liderazgo y de trabajo en equipo, algo que se deriva de su capacidad natural para tener los procesos bien estructurados y de tomar decisiones basadas en hechos objetivos.

Por último, los expertos vinculan estas capacidades analíticas con personas más multidisciplinares, capaces de desempeñar muchas tareas en la empresa. Esto es fundamental para la fuerza laboral del futuro, ya que los puestos de trabajo incluyen tareas cada vez más variadas, especialmente con la introducción de tecnologías digitales. Además, esta multidisciplinaridad permite a los trabajadores adaptarse mejor a diferentes situaciones, aprovechando mejor las oportunidades que van surgiendo en el negocio.