La migración a la nube potencia las ventas de firewalls y puertas de acceso seguras

  • Seguridad

Seguridad cloud

En 2020 las organizaciones han acelerado la migración de sus datos a la nube y han aumentado la adopción de aplicaciones y servicios basados en cloud, lo que ha beneficiado a varios mercados vinculados a la seguridad. Así, durante el tercer trimestre se ha registrado un gran crecimiento de las ventas de firewalls web y de puertas de enlace seguras, sistemas vitales para garantizar la seguridad en entornos de trabajo remoto.

Recomendados: 

2021, ¿el año de la ciberdefensa? Webinar

Amenazas a las empresas en España durante la pandemia Leer 

El proceso de transformación digital de las organizaciones ha experimentado un avance muy rápido a consecuencia de la pandemia, sobre todo por la adopción de tecnologías que ofrecen automatización y habilitan el trabajo remoto y colaborativo. Esto ha beneficiado a los proveedores de plataformas de comunicaciones, dispositivos informáticos para trabajar desde el hogar y servicios en la nube que ofrecen acceso ubicuo a los datos y las aplicaciones. 

Pero este avance viene acompañado de nuevos riesgos de seguridad que se deben abordar, lo que a su vez ha potenciado las ventas de sistemas que permitan garantizar la protección de los entornos remotos. Debido a ello, las ventas de firewalls de aplicaciones web (WAF) y de puertas de enlace web seguras (SWG) ha experimentado un importante impulso, como revelan los últimos datos publicados por Dell’Oro Group. 

En su último informe, los especialistas afirman que solo en el tercer trimestre de 2020 las ventas de este tipo de firewalls han aumentado a una tasa del 28% hasta alcanzar alrededor de 1 billón de dólares. Por su parte, los ingresos de gateways SWG han crecido a un ritmo del 21% interanual en este período, hasta alcanzar unos 2 billones. Para Mauricio Sánchez, director de investigación de seguridad de redes y dispositivos para centros de datos, en Dell’Oro, “la pandemia ha acelerado la transformación empresarial y ha aumentado la atención sobre la seguridad de las aplicaciones web y el acceso de usuarios remotos”.

Por ello, afirma que , “a medida que las aplicaciones se trasladan a la nube, necesitan niveles adicionales de protección, para lo cual los WAF se han convertido en una herramienta vital. Por otro lado, con la mayoría de los empleados trabajando de forma remota, las arquitecturas VPN heredadas ya no son adecuadas. Los SWG los están reemplazando como la vía de entrada de usuario preferida y habilitando las aplicaciones Secure Access Service Edge (SASE)”.