Aumenta la inversión en tecnologías SASE para proteger los servicios en el borde

  • Seguridad

ciberseguridad acceso privilegiado

Garantizar la seguridad de los servicios móviles basados en la nube se ha convertido en una prioridad para muchas empresas y el foco se encuentra en la infraestructura TI Edge que los soporta. Para lograrlo están recurriendo a la arquitectura SASE, que proporciona más agilidad, escalabilidad y protección independientemente de la ubicación, y cuyo mercado va a duplicarse anualmente hasta el año 2025.

Recomendados: 

Identificación de ataques web Leer 

La hoja de ruta de DevOps en materia de seguridad Leer 

Las empresas están migrando sus aplicaciones y servicios a la nube, optimizándolos para su uso desde plataformas móviles. Esto está impulsando las tecnologías de TI perimetral, que permiten acercar los servicios al usuario final proporcionando más agilidad en la entrega. Pero esto amplía mucho la superficie de ataque expuesta a los delincuentes, por lo que la seguridad de estos entornos se ha convertido en una prioridad para las organizaciones y proveedores de SD-WAN y puertas de enlace web seguras (SWG) que trabajan con TI en el borde.

Para responder a esta necesidad ha surgido la arquitectura SASE (Secure Access Service Edge), que los expertos definen como una arquitectura basada en la nube que incluye servicios de red y seguridad diseñados para proteger a los usuarios, las aplicaciones y los datos en el perímetro. Este enfoque está ganando adeptos porque proporciona mucha más flexibilidad y seguridad para los servicios móviles basados en infraestructura Edge, y los expertos de Dell’Oro Group pronostican que su mercado va a duplicarse cada año hasta 2025.

En su informe, Mauricio Sánchez, director de Dell'Oro Group, comenta que a medida que las empresas cambian hacia un enfoque cloud-first y optimizan sus servicios para dispositivos móviles, “se encuentran con las deficiencias estructurales del modelo hub-and-speak y necesitan alternativas. La necesidad de más agilidad, mejor escalabilidad y seguridad ubicua ha llevado a la comunidad de proveedores a responder con la convergencia de soluciones WAN definidas por software (SD-WAN) y puertas de enlace web seguras en una nueva arquitectura bajo el paraguas de SASE. Como resultado, el interés de las empresas en SASE se está disparando”.

Su investigación revela que este auge se ve reflejado en que en poco tiempo el número de proveedores de tecnología SASE ha pasado de unos pocos a 35. Y durante el año pasado se produjo una adopción acelerada de SASE entre los proveedores de servicios de comunicaciones. Esto se ha logrado gracias a que muchos proveedores de tecnología están incluyendo esta arquitectura en sus productos, a la facilidad y el bajo riesgo que comporta la implementación y a la perspectiva de incrementar los ingresos por la demanda de SASE entre sus clientes.

En Dell’Oro Group aclaran que existen dos tipos de implementaciones de SASE en el mercado actual, que son unificadas o desagregadas. Las unificadas se basan en plataformas SASE de un único proveedor, que se encuentran totalmente integradas, y las desagregadas incluyen implementaciones de varios proveedores o productos diferentes, que se encuentran menos integradas. Y los expertos pronostican que el segmento que más va a crecer en este tiempo es el unificado, pero hasta 2025 no logrará superar en ingresos al desagregado, que actualmente representa la mayor parte del mercado.