Los operadores de telecomunicaciones seguirán invirtiendo en computación perimetral

  • Infraestructura

edge computing

En los próximos años los operadores de redes van a invertir con fuerza en computación perimetral, que será una de las bases de las infraestructuras tecnológicas que sostendrán las redes 5G. Según los expertos, estas inversiones podrían alcanzar unos 8.300 millones de dólares para 2025, contribuyendo al crecimiento general de esta categoría emergente de infraestructura TI.

Recomendados: 

IT Trends 2021. La TI salva el negocio Webinar

COVID-19, ¿cuánto y cómo ha influido en las estrategias de TI? Leer 

Las redes privadas 5G permiten la transformación digital empresarial Leer

La llegada de las redes 5G está alterando completamente la estructura de las redes de telecomunicaciones, que en el futuro estará más distribuida, saliendo del anterior concepto de redes centralizadas. Y esto abarca la computación, ya que serán necesarios centros de datos Edge para sostener los servicios 5G a nivel local, que requerirán un acercamiento de la capacidad informática a los usuarios finales.

Como explican los analistas de Juniper Research en su último informe sobre el sector de las telecomunicaciones, en los próximos cinco años los operadores de red van a incrementar sus inversiones en computación perimetral en un 200%, pasando de unos 2.700 millones de dólares en 2020 a una estimación de 8.300 millones en 2025. Este gran aumento se deberá a que los operadores están en pleno proceso de actualización de las infraestructuras de red para implementar 5G.

Además, explican que, para entonces, la cantidad de nodos MEC (Multi-access Edge Computing) implementados alcanzará unos 2 millones en todo el mundo, un gran aumento desde los 230.000 registrados en 2020. Estos equipos se usan para construir puntos de acceso, estaciones base y routers, y se espera que tengan un papel fundamental en los futuros ecosistemas de vehículos conectados, ciudades inteligentes y otros muchos servicios digitales de uso intensivo de datos.

Las ventajas que ofrecen las infraestructuras MEC son especialmente importantes para las ciudades inteligentes, donde es preciso contar con un alto rendimiento de computación, una gran velocidad y la menor latencia posibles. Esto permite gestionar los grandes despliegues de dispositivos e infraestructuras conectadas en las Smart Cities. Por ello, se espera que los operadores de red inviertan con fuerza en la implementación de nodos MEC en lugares estratégicos de las ciudades, contribuyendo al crecimiento de la computación perimetral.

Esto beneficiará a millones de personas en todo el mundo, que podrán aprovechar las nuevas posibilidades que ofrece las ciudades inteligentes, los coches conectados y las nuevas telecomunicaciones 5G. Según los expertos de Juniper Research, la conectividad a Internet mejorada gracias a la computación perimetral beneficiará a más de 920 millones de personas para el año 2025, cuando en 2020 la cifra será de 100 millones.