Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El sector educativo incrementará el valor del mercado de realidad virtual y aumentada

  • Software y Apps

Realidad aumentada

Las grandes ventajas de la realidad virtual y aumentada en el ámbito de la formación contribuirán en los próximos años a que el mercado de gafas AR y VR alcance un valor de 700 millones de dólares. Esto impulsará una bajada de precios en ambas categorías que ayudará a la expansión de estas tecnologías en otros ámbitos, lo que augura un buen futuro para estas tecnologías y los servicios digitales asociados.

El modelo educativo está en plena transformación digital, y una de las tecnologías con más potencial para revolucionar la forma de enseñar y aprender es la realidad extendida. Mediante sistemas de visualización y software de realidad aumentada y virtual, los alumnos de todos los grupos de edad pueden disfrutar de experiencias inmersivas en las que pueden interactuar con los contenidos educativos. Y esto se convertirá en un factor clave para potenciar el aprendizaje de carácter práctico y con herramientas digitales, algo fundamental para avanzar en un futuro cada vez más vinculado a la tecnología.

Esto está comenzando a cobrar presencia en diferentes entornos de la educación y, según un reciente estudio de la firma de investigación ABI Research, para el año 2023 el valor total de la realidad aumentada en la educación será de unos 5.300 millones de dólares. Al mismo tiempo, los ingresos de las gafas de realidad virtual de tipo Head Mounted Display (HMD) crecerán en 640 millones de dólares, solo en el sector educativo.

En palabras de Eleftheria Kouri, analista de investigación de ABI Research, “Las aplicaciones educativas AR y VR cambian el proceso de aprendizaje de pasivo a activo, permitiendo a los estudiantes interactuar con el contenido y practicar su conocimiento en condiciones de tiempo real. El aprendizaje por experiencia lleva a una mejor comprensión, mejora el recuerdo de conocimientos y fortalece la retención”. Y afirmó que “Las experiencias inmersivas e interactivas estimulan la motivación de los estudiantes y aumentan su nivel de participación, que son factores fundamentales para lograr los objetivos de aprendizaje”.

Pero existen ciertas barreras que dificultarán la expansión masiva de la realidad virtual y aumentada en este sector. La principal es la financiación, ya que por ahora los costes de los sistemas de visualización de AR y VR son elevados, y por ahora se escapan de los presupuestos de muchas escuelas. Las plataformas basadas en móviles pueden ser una opción rentable, pero quizá como experiencia inicial, ya que limitan mucho el grado de inmersión que se puede alcanzar.

En cambio, las plataformas de tipo HMD son la mejor opción, pero requieren mayores costes de implementación. Aunque los expertos de ABI Research pronostican que en los próximos años se reducirán significativamente los precios promedio de venta (ASP) de este tipo de sistemas. Concretamente, esperan que para 2023 los ASP de las gafas AR lleguen a 733 dólares para los modelos de tipo monocular, y a 347 dólares para los binoculares.

En el caso de la realidad virtual, se espera que los ASP de las gafas independientes bajen hasta unos 200 dólares para 2023, un precio que será mucho menor en los soportes VR para dispositivos móviles. Esto contribuirá a la expansión de estas tecnologías en los entornos educativos, tanto en las escuelas y universidades como en la formación para trabajadores, dentro y fuera de las empresas. Como dijo Eric Abbruzzese, analista principal de ABI Research, “Las soluciones AR y VR pueden mejorar significativamente las experiencias de aprendizaje para todos los grupos de edad y ayudar a los esfuerzos educativos a través de un mayor interés y de la interactividad de los estudiantes, lo que lleva a mejoras objetivas en la eficacia del aprendizaje”.

Además, señaló que, “En una búsqueda continua para mantener la atención de los estudiantes, las nuevas herramientas de visualización e interacción son un ajuste natural. Las mayores capacidades de visualización también se adaptan a los esfuerzos de investigación y aprendizaje superiores, por lo que AR / VR puede abordar todo el ecosistema educativo desde el jardín de infantes hasta la investigación de posgrado. Agregue a esto la flexibilidad del contenido digital actualizable y personalizable en un plan de estudios, y AR y VR están configurados para desempeñar un papel catalítico en el sistema educativo en el futuro, siempre que la reducción de los precios y el aumento de la creación de contenido continúen”.