Los departamentos legales incrementan los presupuestos para tecnología

  • Software y Apps

Salario, Dinero

En los próximos cinco años los departamentos legales corporativos van a multiplicar por tres el presupuesto destinado a tecnología, con el fin de mejorar la administración de la carga de trabajo e impulsar la eficiencia. Aunque para entonces solo lograrán captar el 30% del beneficio potencial de las inversiones realizadas en la administración del ciclo de vida de los contratos, lo que dificultará obtener más recursos de cara al futuro.

Recomendados: 

IT Trends 2021. La TI salva el negocio Webinar

COVID-19, ¿cuánto y cómo ha influido en las estrategias de TI? Leer 

Los departamentos legales de las empresas y grandes corporaciones sienten cada vez más presión para acelerar el trabajo sin disminuir la eficiencia y la calidad, por lo que están buscando ayuda en las nuevas tecnologías. Como consecuencia, en los próximos cinco años incrementarán notablemente el presupuesto destinado a tecnología legal, una cifra que podría multiplicarse por tres entre 2021 y 2025. Así lo creen los expertos de Gartner, que en un reciente informe explican que la pandemia ha generado mucho más trabajo en los departamentos legales internos.

Como explica Zack Hutto, director de asesoría en Legal and Compliance de Gartner, “los departamentos legales aumentarán el gasto en tecnología para reducir la dependencia de asesores externos, abordar las complicaciones derivadas de la pandemia de COVID-19 y satisfacer la tradicional necesidad de modernizar, digitalizar y automatizar el trabajo legal”. Y también hay que considerar la necesidad de garantizar la seguridad en los nuevos entornos digitalizados, algo que cobrará más importancia a medida que progrese la digitalización de estos departamentos.

En su informe, la consultora incluye varios datos y predicciones significativas, por ejemplo, que entre 2017 y 2020 el gasto en tecnología legal ha pasado de suponer el 2,6% del presupuesto interno al 3,9%, un porcentaje que probablemente aumentará hasta el 12% para el año 2025. En opinión de Hutto, “incluso descontando las nuevas presiones provocadas por la pandemia, la tendencia de aumento del gasto en asesoría interna es un viento a favor para el gasto interno en tecnología legal”.

Añade que “muchos líderes legales no tendrán margen para aumentar aún más gasto en personal o asesores externos en este momento, por lo que es muy probable que recurran a la tecnología para maximizar la productividad de sus inversiones existentes en personal”. En su informe, Gartner explica que los departamentos legales están ampliando el uso de la tecnología para poder trabajar en remoto e incrementar la productividad, pero sus expertos recomiendan desarrollar una estrategia de varios años para adaptarse mejor a los cambios que están por venir.

Por otro lado, esperan que para el año 2024 los departamentos legales sustituirán al 20% de los abogados generalistas por personal ajeno a la abogacía. Esto se debe a que cada vez hay más trabajadores no abogados dentro de los departamentos legales, que realizan trabajos de valor a nivel operativo y técnico. En su opinión, este progreso permitirá a los departamentos “hacer más con menos”, una estrategia que se apoyará más en la tecnología en el futuro.

Según Hutto, “el trabajo legal especializado suele ser de menor volumen, pero de mayor complejidad, por lo que no es el mejor punto de partida para la estandarización y la automatización”. En cambio, opina que “el trabajo de mayor volumen y menor complejidad que suelen realizar los abogados generalistas es donde el personal que no es abogado impulsará ganancias de eficiencia para el departamento, al digitalizar los flujos de trabajo clave y expandir el uso de la automatización”.

Aunque, a pesar de estos cambios, Gartner pronostica que para 2025 los departamentos legales corporativos solo lograrán captar el 30% del beneficio potencial de las inversiones en la gestión del ciclo de vida de sus contratos (CLM). Esto se debe a que, por ahora, hay muchas organizaciones que no tienen en cuenta los beneficios que puede proporcionar la tecnología para promover las capacidades operativas o mejorar los resultados comerciales, lo que dificulta obtener un adecuado retorno de las inversiones.

Hutto explica que “los departamentos legales que opten por seguir un enfoque de ‘big bang’ e implementar soluciones y características avanzadas de administración del ciclo de vida de los contratos limitarán el éxito y, en última instancia, lograrán solo una fracción del valor esperado”. Y recomienda que “para obtener el mejor retorno de las inversiones en CLM, deberían crear un plan práctico y deliberado para la adopción de la tecnología CLM, investigando, documentando y priorizando los resultados comerciales deseados y las capacidades operativas necesarias para lograrlos”.