Tecnologías disruptivas que progresarán este año en la industria de videojuegos

  • Software y Apps

consola videojuego

El mundo de los videojuegos ha ido evolucionando con la llegada progresiva de nuevas plataformas, procesadores gráficos más avanzados y redes de datos más rápidas. Pero la innovación está proporcionando nuevas vías de desarrollo para el sector, y a partir de este año se dejará sentir la influencia de cinco tendencias tecnológicas que llevan años gestándose, y que han madurado lo suficiente como para generar cambios disruptivos en la industria.

Recomendados: 

Revista Digital IT Trends - Metaverso, el espacio virtual que liderará la nueva revolución digital Leer

Videoconferencias en el lugar de trabajo moderno Leer 

Uso de la tecnología en los hogares españoles Leer 

Los videojuegos son uno de los medios de entretenimiento más utilizados a nivel mundial, y desde sus inicios han impulsado el desarrollo de tecnologías informáticas como los procesadores, las aceleradoras gráficas, la memoria o las tecnologías de red. En las últimas décadas se ha alcanzado un nivel significativo de realismo en los juegos y se han abierto nuevas vías para el desarrollo del sector. Por ejemplo, con la aparición de los smartphones, que han ido ganando peso gracias a la rápida aceptación de millones de usuarios.

Pero la industria se prepara para una nueva oleada disruptiva con la introducción de tecnologías que en su mayoría no son nuevas, pero que han alcanzado un grado de madurez lo suficientemente alto como para generar verdadero interés en la industria y en los consumidores de juegos. En un reciente artículo publicado por la revista Forbes, su colaborador, Bernard Marr, explica que la industria de videojuegos es una de las que más permite visibilizar los avances tecnológicos. Y esta capacidad cobrará más importancia ante la inminente llegada de ciertas innovaciones, como los nuevos entornos virtuales o los juegos en la nube. En este artículo, Marr describe las cinco tendencias tecnológicas que más impacto tendrán en la industria de videojuegos a lo largo de este año.

Juegos en la nube

Una de las características que han tenido los videojuegos desde sus inicios es que para utilizarlos el usuario necesitaba contar con una plataforma donde ejecutarlos, ya fuese una videoconsola, un ordenador o un dispositivo móvil. En el caso de los videojuegos más complejos y realistas, para disfrutar de una experiencia de juego de primer nivel es necesario contar con un equipo potente y costoso, y las videoconsolas y móviles no pueden fabricarse una tecnología tan avanzada si quieren tener posibilidades comerciales.

A medida que aumenta la calidad gráfica y la complejidad de los videojuegos se hace más difícil fabricar dispositivos para juegos con el rendimiento informático necesaria, y los principales fabricantes de estas plataformas llevan tiempo buscando la forma de construir un ecosistema de juegos en la nube. Las primeras iniciativas pretendían delegar ciertas cargas de trabajo como la IA en servidores cloud, pero en los últimos tiempos varias empresas se han propuesto crear una plataforma de juegos basada enteramente en la nube, de forma que los usuarios solo necesiten tener una pantalla y un mando. El ejemplo más conocido es el de Google, con Stadia, pero existen otros proyectos similares en otras grandes empresas tecnológicas y de la nube.

Hasta ahora, este modelo no está teniendo el éxito esperado, pero los expertos esperan que este año se produzcan avances en este sentido, aprovechando la mejora de velocidad y latencia de las redes de fibra óptica, así como la llegada de 5G, que permitirá brindar una experiencia satisfactoria en plataformas móviles, independientemente de la potencia gráfica de los dispositivos. Afirmar que los dispositivos de juego dedicados desaparecerán es muy aventurado, al menos a corto plazo, pero a partir de 2022 los juegos en la nube seguirán presentando una alternativa cada vez más interesante a los sistemas clásicos.

Realidad virtual

Mientras que la realidad aumentada tiene una presencia marginal en el ecosistema de juegos digitales, la realidad virtual lleva años funcionando, principalmente a través de las plataformas de PC y PS4. Desde que salieron al mercado las primeras gafas de realidad virtual para ordenadores y videoconsolas de Sony, la tecnología ha ido evolucionando, y actualmente existen muchos juegos con un gran potencial inmersivo, con títulos muy importantes que son compatibles con estos sistemas.

Los expertos están convencidos de que en 2022 se producirán importantes avances en la tecnología de realidad virtual enfocada a juegos, por ejemplo con la llegada al mercado de las nuevas gafas de fabricantes como Meta (Oculus), que son más asequibles que sus predecesoras y podrían ampliar la base mundial de jugadores de realidad virtual. Y otro avance que cambiará el panorama de los juegos RV es la llegada de nuevos sistemas de visualización independientes de mayor calidad, que permitirán jugar sin necesidad de tener un dispositivo dedicado, y sin los molestos cables.

Metaverso y juegos

Uno de los terrenos en los que el metaverso puede establecerse como vía de negocio es el entretenimiento, y precisamente los juegos pueden ser uno de los mayores mercados potenciales dentro de las diferentes formas de ocio digital. Algunas de las empresas más vinculadas al desarrollo del metaverso tienen planes para construir plataformas de entretenimiento en estos entornos virtuales, y una parte de ellas estará dedicada a los juegos y contenidos relacionados con esta industria, como eventos, concursos o campeonatos.

En 2022 se espera que surjan iniciativas relacionadas con algunas franquicias importantes, que buscarán ir más allá de la propia experiencia de juego, proporcionando a los usuarios nuevas formas de interactuar entre ellos y con las marcas. Estas invertirán en el desarrollo de experiencias inmersivas innovadoras para aumentar la fidelidad de los usuarios y acercarles a lo que probablemente se convertirá en una de las principales plataformas de entretenimiento del futuro.

NFT y Blockchain

Importantes empresas de la industria de videojuegos, como Square Enix y Ubisoft, han anunciado su intención de empezar a utilizar tokens no fungibles (NFT) en sus juegos, para permitir a los usuarios intercambiar o comprar artículos en sus juegos. Esto comenzará a verse a lo largo de este año, aunque los expertos señalan que esta tecnología no es especialmente popular entre los jugadores, ya que muchos son conscientes de que generar estos activos digitales consume mucha energía. Esto se debe a la potencia de procesamiento necesaria para ejecutar los algoritmos de cadena de bloques necesarios para que funcionen los NFT.

Pero los creadores de videojuegos ven un futuro sólido en la convergencia entre los juegos y la tecnología NFT, y planean invertir muchos recursos para hacerla realidad. Por otro lado, está ganando fuerza la tendencia hacia juegos que recompensan a los usuarios con criptomonedas por participar en un juego diario, y ya hay alguna empresa dedicada a este negocio, como Axie Infinity, que cuenta con más de 1 millón de usuarios, que ganan importantes sumar cada día que juegan.

Auge imparable de los eSports

La última tendencia que destaca Bernard Marr en este artículo es el crecimiento de los deportes electrónicos (eSports), y su evolución hacia propuestas que incluyen más que los propios juegos, añadiendo audiencias en vivo, torneos, ligas, patrocinios y jugadores profesionales a sueldo. Una prueba de la importancia que ha adquirido esta categoría de juegos es que los eSports debutarán oficialmente en los Juegos Asiáticos de 2022, siendo la primera vez que se incluyen en un torneo multideportivo internacional.

Durante la pandemia este tipo de juegos ha experimentado un gran auge, generando más de 1.000 millones de dólares en ingresos en 2021, la mayor parte a partir de derechos de los medios y patrocinios. Y los expertos prevén que este año la cifra podría acercarse a 2.000 millones de dólares, un crecimiento que da una muestra del éxito de esta modalidad de entretenimiento digital. Y, más allá del propio juego, las audiencias de los torneos de eSports están aumentando exponencialmente, y seguirán haciéndolo en los próximos años, algo que los organizadores fomentarán invirtiendo más en equipos profesionales y en premios más atractivos, así como en promociones y servicios para los espectadores.