El mercado de desarrollo low code seguirá expandiéndose a partir de 2023

  • Software y Apps

Desarrolladores

Muchas organizaciones buscan soluciones sencillas para crear sus aplicaciones, sin tener que recurrir a expertos en programación de software, lo que está dando mucha fuerza al concepto de desarrollo low code. Según Gartner, este mercado va a crecer un 19,6% interanual en 2023, y continuará expandiéndose en los próximos años, impulsado por el auge de la hiperautomatización y la tecnología componible.

  Recomendados....

» Tendencias TI 2023 y factores que influirán en su despliegue Webinar
» Nueve formas prácticas de optimizar los costes IT Guía
» 5 aspectos a evaluar en su sistema telefónico y claves para aumentar su éxito Leer

Las tecnologías de desarrollo low code proporcionan a las organizaciones una forma de crear aplicaciones de forma sencilla, sin necesidad de contratar a expertos en software o recurrir a servicios externos de desarrollo. A medida que aumenta la necesidad de crear los flujos de trabajo de automatización más personalizados y que se exige una entrega más rápida de aplicaciones, las empresas se interesan más por el concepto low code. En el último año este mercado ha ganado tracción y los expertos de Gartner pronostican que en 2023 los ingresos aumentarán un 19,6% con respecto a 2022, alcanzando unos 26.900 millones de dólares.

En su informe, Varsha Mehta, especialista sénior en investigación de mercado de Gartner, comenta que “equipar tanto a los desarrolladores de TI profesionales como a las personas que no son de TI (tecnólogos comerciales) con diversas herramientas de código bajo permite a las organizaciones alcanzar el nivel de competencia digital y la velocidad de entrega requerida para el entorno agile moderno”.

Esto seguirá estimulando el mercado en el futuro y se espera que las plataformas de aplicaciones low code (LCAP) seguirán siendo el segmento más grande del mercado. Gartner prevé que sus ingresos aumentarán un 25% interanual en 2023, hasta casi 10.000 millones de dólares. Pero el mayor crecimiento se verá en las plataformas de desarrollo de automatización ciudadana (CADP), cuyos ingresos podrían aumentar un 30,2% en 2023. Esto se debe al éxito que están demostrando casos de uso como la automatización de flujos de trabajo, la creación de formularios basados en la web, la conexión de datos y contenido a través de múltiples aplicaciones de SaaS y la creación de informes y visualizaciones de datos.

Jason Wong, analista vicepresidente distinguido de Gartner, opina que el elevado coste de contratar a expertos en desarrollo de aplicaciones y la creciente masa de trabajadores híbridos actuarán como impulsores de la adopción de plataformas de desarrollo low code en el futuro cercano. Gartner pronostica que para el año 2026 los desarrolladores que trabajan fuera de los departamentos de TI formales representarán como poco el 80% de los usuarios de herramientas de desarrollo low code, cuando en 2021 el porcentaje fue del 60%.

Wong explica que “empoderados por las características intuitivas, flexibles y cada vez más poderosas de las herramientas de desarrollo low code, los tecnólogos empresariales y ciudadanos están desarrollando soluciones livianas para satisfacer las necesidades de las unidades comerciales de cara a mejorar la productividad, la eficiencia y la agilidad, a menudo como fusion teams”.

Por otro lado, los investigadores señalan como principales impulsores del uso de low code en las organizaciones el interés creciente en la hiperautomatización y las tecnologías componibles. El gasto en tecnologías de software habilitadoras de la hiperautomatización alcanzará unos 720.000 millones de dólares en 2023, y una parte de este gasto se destinará a tecnologías de desarrollo low code, como LCAP, iPaaS, RPA, CADP y MXDP. Conello, las empresas buscarán apoyo para la automarización de procesos, la integración y los casos de uso de analítica de decisiones e inteligencia.

Finalmente, Wong dice que “las tecnologías de desarrollo de código bajo están respaldando la empresa componible al permitir la creación de soluciones de software más ágiles y resistentes.Estas tecnologías se pueden usar para componer y recomponer componentes modulares y PBC, para crear aplicaciones personalizadas adaptables para las cambiantes necesidades comerciales”.