Los camiones verdaderamente autónomos no llegarán hasta 2040

  • Transformación Digital

Ciudad_vehículos

A pesar de que la tecnología de conducción autónoma ofrece grandes posibilidades en el campo de la logística, los camiones sin conductor tardarán en llegar a las carreteras. Según los expertos, el progreso de este segmento de grandes vehículos será más lento que el de los coches personales o los de transporte de mercancías en la última milla, y su expansión no comenzará hasta 2040 en Europa o Norteamérica.

Recomendados: 

Inteligencia Artificial, ¿cómo lo aplico en mi empresa? Webinar

La persistencia del ransomware Webinar 

Los vehículos autónomos prometen convertirse en una revolución sin precedentes en lo que se refiere al transporte de mercancías, ya que las empresas logísticas podrán ahorrar muchos costes y acelerar las entregas. Por un lado, podrán prescindir de parte del personal humano o evitar los necesarios descansos que introducen retrasos en los trayectos de larga distancia. Por otro, la gestión automatizada de la conducción permite optimizar al máximo los tiempos y ahorrar combustible.

Pero esta gran revolución tardará en llegar, y será así porque su implementación en las flotas de camiones tiene una problemática mayor que en el caso de los vehículos de uso personal. El tamaño de estos vehículos y la pericia necesaria para conducirlos bien suscita muchas preocupaciones en materia de seguridad que obligan a ofrecer más garantías, si cabe, que las de los coches autónomos. Por ello, los camiones autónomos tardarán en llegar una década más, aproximadamente, que los coches o las furgonetas que se utilizan en las entregas de la “última milla”.

Así lo muestra una reciente investigación de Frost & Sullivan, donde sus analistas pronostican que las ventas de camiones con clasificación de autonomía de Nivel 1 y Nivel 2 podrían alcanzar 1.100 millones de unidades para el año 2040. Pero esta categoría no implica verdadera autonomía, sino que se requiere la atención, supervisión e intervención del conductor para muchas de situaciones que se dan en la carretera. Esta previsión se refiere a los mercados europeo y norteamericano, que es don de se espera una expansión más rápida de las tecnologías de vehículos autónomos.

El informe muestra que las características de Nivel 1 tienen actualmente una penetración del 45% en el segmento de vehículos comerciales medianos y pesados (MHCV). Por su parte, los camiones de nivel 2 han comenzado a llegar este año, con una participación minoritaria en las ventas, pero que en combinación con los de Nivel 1 lograrán acaparar el 88% para el año 2040. Por su parte, la primera categoría que se puede considerar como verdadera conducción autónoma, la de Nivel 4, comenzará a venderse a partir de 2025 y probablemente solo representará un 6,4% del total de vehículos vendidos para 2030.

Como explica Jagadesh Chandran, analista de investigación de automoción y transporte de Frost & Sullivan, “se espera que el transporte a largo plazo experimente un aumento inminente de camiones autónomos después de 2025, mientras que el progreso en las aplicaciones urbanas será similar al del segmento de vehículos de pasajeros. Los camiones autónomos requieren un extenso mapeo y análisis de datos de tráfico geográficos, estáticos y dinámicos, junto con desarrollos en los canales de almacenamiento y transmisión para un funcionamiento cooperativo y preciso”.

Añade que, debido a las complicaciones introducidas por la pandemia de COVID-19 en la sociedad, en los negocios y en las cadenas de suministro, “la industria de camiones se ha enfrentado a problemas como la escasez de conductores y el aumento en la demanda de productos básicos, causado por las compras de pánico. Los camiones autónomos ofrecen una solución para mitigar estos escenarios por ser más seguros, menos dependientes de las personas y con la capacidad de operar de forma continua durante períodos más prolongados”.