Redes neuronales profundas para mejorar la audición

  • Transformación Digital

Oticon More - Red Neuronal Profunda - AIoT

El fabricante Oticon acaba de presentar una gran innovación en la industria de audífonos, lanzando una nueva gama de dispositivos que utilizan una red neuronal profunda para mejorar la percepción sonora de las personas con dificultades auditivas. Esta tecnología analiza constantemente el entorno sonoro, adaptando el sonido a cada situación de forma inteligente y dinámica, y ofreciendo numerosas mejoras a los usuarios en función de sus condiciones particulares.

Recomendados: 

COVID-19, ¿cuánto y cómo ha influido en las estrategias de TI? Leer

La salud en la era post-digital Leer

¿Cuál será el futuro de la asistencia sanitaria? Leer 

La inteligencia artificial tiene numerosas aplicaciones en el mundo real, más allá de la informática convencional, ya que permite aplicar la ciencia de datos y la analítica avanzada a problemas de toda índole, algo que está propagándose a nuevos sectores, como el de la salud. Un gran ejemplo es la innovación presentada por el fabricante de audífonos Oticon, que ha integrado una red neuronal profunda en su nueva gama de audífonos Oticon More. Estos dispositivos están dotados de numerosos micrófonos que se encargan de registrar todo lo que sucede en la escena sonora, información que es analizada en tiempo real por esta red neuronal profunda para adecuar el funcionamiento a cada situación de forma dinámica y totalmente personalizada.

Como explican en su anuncio, su red neuronal profunda ha sido entrenada con 12 millones de escenas sonoras diferentes del mundo real, y se integra en el audífono a través del nuevo chip Polaris, que tiene el doble de capacidad de procesamiento de los modelos anteriores y ocho veces más memoria. Además, estos audífonos cuentan con conectividad con smartphones (Android e iOS) y emplean el estándar de comunicaciones Bluetooth Low Energy, que permite ahorrar energía en la comunicación entre ambos aparatos.

Más allá de las meras especificaciones técnicas, la innovación real que constituyen estos aparatos es la integración de una red neuronal profunda en los propios dispositivos, un excelente ejemplo del concepto de Inteligencia artificial de las Cosas (AIoT). Su función es tratar el sonido de una forma completamente diferente a las estrategias tradicionales de la industria, que se basan en modificar la ganancia de audio o en aplicar una simple ecualización de sonido.

Como explica José Luis Blanco, jefe de audiología de Oticon, “en contra de la creencia habitual, las investigaciones han demostrado que el cerebro necesita acceder a todos los sonidos del ambiente para funcionar de forma adecuada. Al trasladar este conocimiento a la tecnología auditiva, permitimos a los usuarios de audífonos disfrutar de paisajes sonoros más completos y sacar más partido a la vida cuando utilizan nuestros productos, lo que a su vez puede tener efectos realmente positivos en su salud y bienestar”.

Gracias a la red neuronal profunda, este audífono analiza constantemente y en tres dimensiones las particularidades de la escena sonora, y es capaz de discriminar o amplificar los sonidos en función de parámetros como su procedencia. Esto se asemeja a cómo procesa el cerebro humano los datos que le proporciona el sentido del oído, aplicando todo tipo de correcciones y mejoras en función de su experiencia. Además, la red neuronal profunda no solo se basa en su entrenamiento previo, sino que es capaz de seguir evolucionando para mejorar su desempeño con el paso del tiempo.

Según sus creadores, la red neuronal profunda permite a los audífonos Oticon More distinguir los diferentes sonidos que componen la escena sonora, “trabajando de forma fluida, precisa y clara a través de ambientes sonoros variables, al tiempo que asegura que el usuario escucha de forma cómoda”. Además, proporciona más comodidad al usuario, ya que se puede conectar directamente a dispositivos móviles para proporcionar funciones de vanguardia, actuando como auricular a la vez que audífono, por ejemplo, para utilizar servicios de streaming.

Y, junto con esta capacidad de conectividad, también cuenta con la App Oticon ON, que permite ajustar con precisión y personalizar el funcionamiento del dispositivo según las preferencias del usuario. Además, esta conectividad permite que los profesionales del cuidado auditivo puedan revisar la configuración del dispositivo y realizar ciertos ajustes para garantizar las mejores condiciones de salud auditiva para los usuarios. Para contar con este servicio, basta con una sencilla conexión a internet y con que el experto disponga de la plataforma para conectar con los audífonos de la marca, lo que le permite proporcionar este servicio, prescindiendo de las visitas presenciales, algo muy importante en esto tiempos de riesgo sanitario.