El año que viene la inteligencia distribuida seguirá progresando

  • Inteligencia Artificial

3. inteligencia-artificial.jpg

La inteligencia artificial está evolucionando desde un modelo altamente centralizado hasta arquitecturas cada vez más distribuidas, que permiten aplicar la IA en muchos entornos. Y los expertos están convencidos de que el año que viene el mercado de tecnologías de inteligencia distribuida va a crecer rápidamente, llevando nuevas capacidades a las infraestructuras TI perimetrales y a los usuarios finales.

Recomendados: 

IT Trends 2021. La TI salva el negocio Webinar

COVID-19, ¿cuánto y cómo ha influido en las estrategias de TI? Leer

Cómo abordar la complejidad de un programa de Gestión de Identidades y Gobernanza Leer 

A medida que la inteligencia artificial se expande para dar servicios de IA a los usuarios finales, el concepto de infraestructura centralizada está dando paso el de inteligencia distribuida. Este se basa en una red más amplia de dispositivos inteligentes conectados a una TI central, una arquitectura diversificada que permite repartir las tareas de computación y acercar más la inteligencia al borde. Esto incluye desde servidores Edge a tarjeta de red inteligentes y ciertos dispositivos finales integrados en una red de IA que se va ampliando a medida que aumentan los usuarios.

Según las últimas estimaciones de ABI Research, la inteligencia distribuida va a expandirse bastante a partir del año que viene, cuando se producirá un crecimiento destacable de estos equipos. Se espera que la demanda de puertas de enlace inteligentes aumente desde unos 8,55 millones de unidades en 2020 a más de 10 millones, y la de este tipo de servidores de IA desde unas 69.000 unidades este año a unas 105.000 el año próximo. Para los expertos, este gran crecimiento marcará el inicio de una nueva era de inteligencia distribuida que se consolidará en la próxima década, con previsiones de que para 2030 los envíos de puertas de enlace inteligentes llegarán a unos 59,5 millones, y los de servidores de IA a 1,5 millones.

Para Lian Jye Su, analista principal de inteligencia artificial y aprendizaje automático de ABI Research, “si bien la inteligencia distribuida se ha beneficiado enormemente del diseño y la implementación de varios sistemas, como clústeres de computación en la nube, robots de almacén y sistemas domésticos inteligentes, estos sistemas a menudo están limitados por factores geográficos, opciones de conectividad y capacidades de procesamiento en los nodos finales”. Por ello, considera que el año que viene será un punto de inflexión, gracias al despliegue de las redes 5G, que acabarán con muchas de las limitaciones actuales.

Explica que “combinando el alto rendimiento, la baja latencia y la conectividad de IoT masiva de 5G, con las capacidades de inferencia de IA on-device, los dispositivos de IA de borde habilitados para 5G tendrán la flexibilidad de centralizar todas sus cargas de trabajo en la nube o ejecutar las cargas de trabajo sensibles al tiempo, la latencia y la seguridad en el borde”.

En su opinión, esto permite acabar con los problemas de privacidad y seguridad de los datos en la TI perimetral, a la vez que permite una mejor actualización y optimización del sistema. Su pronostica que “los principales escaladores web y proveedores de chipsets alinearán sus productos y soluciones en 2021 para abordar la demanda de más inteligencia distribuida en los mercados de consumidores y empresas”.