Las empresas europeas retoman las inversiones en IoT

  • Transformación Digital

IoT seguridad

A medida que se va recuperando la actividad empresarial en Europa, el mercado de tecnologías y soluciones IoT comienza a ganar tracción de nuevo, y se espera que este año el gasto supere los 200.000 millones de dólares. Este será el punto de partida de una nueva etapa de crecimiento de la industria, que se extenderá como mínimo hasta el año 2025.

Recomendados: 

Inteligencia Artificial, ¿cómo lo aplico en mi empresa? Webinar

Por qué las plataformas de edge cloud complementan el enfoque multi-cloud Leer 

Cómo abordar la complejidad de un programa de Gestión de Identidades y Gobernanza Leer 

Gracias a los avances que se están dando en la lucha contra la pandemia en Europa la economía comienza a moverse de nuevo, y las empresas se aventuran de nuevo a invertir en la transformación digital. Uno de los campos que intervienen en esta transición es el de las tecnologías IoT, que muestra signos de recuperación tras una etapa complicada. Según las últimas estimaciones de la consultora IDC, este año el mercado europeo de IoT verá un aumento de la actividad que permitirá cerrar el año con unos ingresos de 202.000 millones de dólares, un impulso que seguirá cogiendo fuerza en los próximos cuatro años, como mínimo.

Aunque los expertos opinan que el ritmo será menor al de años anteriores, las empresas seguirán invirtiendo en tecnologías de dispositivos conectados. Este año la mayor parte del gasto se dará en el ámbito del hardware, que comprende mayormente módulos y sensores, seguido de la categoría de servicios para empresas, que buscan apoyo para evaluar, diseñar e implementar nueva infraestructura IoT. La categoría de software también tendrá un buen desempeño, sobre todo la de software para organizar y acceder a datos estructurados y no estructurados provenientes de los dispositivos conectados y otros entornos vinculados.

Y, según IDC, el ámbito del gran consumo será el que más rápidamente crecerá este año en Europa, especialmente en relación a la automatización del hogar y por los dispositivos conectados de uso personal, que a raíz de la pandemia han ganado mucha tracción. La siguiente categoría será la de soluciones IoT la industria manufacturera, ya que las empresas buscan tecnologías para rastrear, monitorizar y mantener de forma remota los dispositivos de fabricación industrial que forman parte de la cadena de valor. Porque consideran cada vez más necesario contar con capacidad remota para evaluar las condiciones de los equipos y para realizar diagnósticos a distancia de las fallas de los equipos en las fábricas.

Además, otras categorías como el trabajo remoto, la monitorización remota de la salud y la atención domiciliaria apoyada por tecnologías conectadas va a cobrar mucho interés en ciertas regiones, impulsando el mercado de dispositivos especificos para estos ámbitos. Com explica Alexandra Rotaru, analista de investigación de IDC, “incluso con los cambios que está imponiendo la COBID-19 en los planes de inversión de muchas empresas europeas, el mercado de IoT sigue siendo atractivo para muchas industrias, como la atención médica y el comercio minorista, donde el IoT puede respaldar la evolución de las estrategias minoristas multicanal, brindando una experiencia de consumo fluida a través de cualquier canal de compra”.

Aunque puntualiza que  otras verticales como la construcción y los servicios personales y al consumidor “verán una menor demanda y se desarrollarán más lentamente en los próximos años, enfocándose en apoyar otras prioridades comerciales en el proceso de recuperación posterior a la crisis”. En cualquier caso, el progreso de la recuperación económica y de la actividad empresarial en Europa vendrá acompañado de una reactivación progresiva del mercado de IoT, con posibilidades de que se produzcan aumentos destacables de ciertas categorías vinculadas tanto a los segmentos tradicionalmente más fuertes como a otros emergentes, por ejemplo en la salud.