Las Comunidades Autónomas avanzan de forma desigual en la implementación de IoT

  • Infraestructura

agricultura dron IoT

Una investigación reciente revela que la implementación de Internet de las Cosas en España está progresando de forma muy desigual entre las diferentes Comunidades Autónomas. El año pasado cinco regiones acapararon más del 66,5% de todos los dispositivos IoT en funcionamiento, mientras que las ocho siguientes solo sumaron el 10% del total, una tendencia que podría mantenerse a lo largo de 2021.

Recomendados: 

Inteligencia Artificial, ¿cómo lo aplico en mi empresa? Webinar

Por qué las plataformas de edge cloud complementan el enfoque multi-cloud Leer 

Cómo abordar la complejidad de un programa de Gestión de Identidades y Gobernanza Leer 

La implementación de tecnologías de Internet de las Cosas en España avanza de forma muy desigual entre las diferentes Comunidades Autónomas. Así lo indican los resultados del primer “Mapa del Internet de IoT en España”, un estudio realizado por el proveedor especializado Sigfox. Su informe revela que el 66,55% de todos los dispositivos IoT corresponde a los proyectos de cinco CCAA, entre las que destaca Madrid, con un 19,26% de todos los dispositivos conectados. Le sigue Cataluña, con un 15,08%, Baleares (12,01%), la Comunidad Valenciana (10,69%) y Andalucía (9,51%).

Esta investigación se basa en las implementaciones realizadas por este proveedor, que se encuentra presente en el 75% del territorio español y cuenta con una participación del 40% en el mercado nacional. Esto implica un total de 4,2 millones de dispositivos, y se puede tomar como referencia para entender el estado general del sector en el país. La principal conclusión de este estudio es que hay mucha disparidad en el avance del ecosistema IoT, con Comunidades muy evolucionadas y otras en las que apenas se está utilizando esta tecnología.

Así, regiones como Extremadura, Cantabria o la Rioja se encuentran muy por detrás de los líderes, con un porcentaje de dispositivos IoT inferior al 1% del total. Los investigadores destacan que los sectores más maduros en cuanto al uso de estas tecnologías son la agricultura (27,21%), las utilities (25,77%) y la gestión de las instalaciones (20,63%). Otros sectores que también están progresando mucho en la adopción de IoT son el de la automoción, con un 13,22% y el retail (8,52%), aunque se están desarrollando proyectos interesantes en otros ámbitos.

En su informe, Rebecca Crowe, managing directora de Sigfox en España, explica que “tal y como reflejan los datos, existen distintas velocidades en la implantación y uso del IoT en nuestro país”. Y señala que “los planes de recuperación europeos han puesto el foco en la necesidad de avanzar en la digitalización de los territorios y mejorar nuestra conectividad y capacidades a través de la tecnología”.

Teniendo esto en cuenta, Crowe ha remarcado que se están realizando grandes esfuerzos en la implantación de tecnologías IoT en algunas de las Comunidades Autónomas en las que existen más problemas de despoblación, como en Castilla y León. De momento, solo cuenta con el 5% de todos los dispositivos IoT en funcionamiento, pero existen planes para expandir estas tecnologías en ámbitos como la agricultura, una de las principales actividades económicas de la región, aunque también en otros sectores, como el de las utilities.