Los ingresos del mercado de seguridad IoT crecerá rápidamente en los próximos años

  • Seguridad

ciberseguridad IoT

El despliegue de dispositivos IoT genera nuevas áreas de vulnerabilidad para las organizaciones, que necesitan soluciones de seguridad adaptadas a estas nuevas tecnologías. Según los expertos, para el año 2026 habrá 23.000 millones de conexiones IoT, gran parte de ámbito empresarial, que generarán un mercado de 16.000 millones de dólares.

Recomendados: 

Inteligencia Artificial, ¿cómo lo aplico en mi empresa? Webinar

Por qué las plataformas de edge cloud complementan el enfoque multi-cloud Leer 

Cómo abordar la complejidad de un programa de Gestión de Identidades y Gobernanza Leer 

Las tecnologías basadas en el concepto de IoT proporcionan nuevas posibilidades a las organizaciones de diferentes industrias, como el comercio minorista o el sector industrial, pero al añadir dispositivos conectados a la red empresarial se amplía la superficie de ataque expuesta a las amenazas cibernéticas. Por ello, las empresas necesitan cambiar la estrategia de ciberseguridad para incluir este nuevo ecosistema de TI, lo que está impulsando el crecimiento de un nuevo mercado de seguridad IoT.

Según los expertos de ABI Research, el despliegue de dispositivos conectados de ámbito empresarial va a progresar rápidamente en los próximos años. Actualmente hay unos 8.600 millones de conexiones IoT a nivel mundial, y se espera que para el año 2026 la cifra crezca exponencialmente hasta unos 23.000 millones. Esto beneficiará a los proveedores de seguridad especializados, que para entonces obtendrán unos ingresos de 16.000 millones de dólares vinculados a estas tecnologías.

En opinión de Michela Menting, directora de investigación de seguridad digital de ABI Research, las preocupaciones sobre la seguridad de Internet de las cosas son cada vez mayores, ya que estos dispositivos exponen a la organización a nuevas amenazas. Los expertos perciben que las brechas de seguridad abarcan desde los productos IoT que no disponen de seguridad integrada a los dispositivos de seguridad funcional que priorizan la disponibilidad en detrimento de la confidencialidad de los datos que manejan. Ya existen soluciones de seguridad IoT en el mercado, pero son limitadas y no abarcan las diferentes categorías de IoT existentes.

Los expertos prevén nuevas oportunidades para los proveedores de seguridad IoT, que tienen ante sí la oportunidad de desarrollar soluciones generalistas y especializadas en industrias concretas. Y también para los operadores de plataformas y tecnologías IT/OT, y otras organizaciones vinculadas a la seguridad informática. En su informe, los investigadores de ABI Research explican que el aumento de dispositivos conectados no es el único impulsor de los ingresos en el mercado de seguridad IoT.

Esto se debe a que las aplicaciones IoT de uso empresarial son complejas y se vinculan a numerosas operaciones y datos sensibles, utilizando tecnologías como la inteligencia artificial. Además, hay otras cuestiones relativas a la seguridad como la actualización del firmware. Por ello, los expertos creen que los servicios de seguridad IoT proporcionarán un retorno de la inversión cada vez más rápido en los próximos tres años, ya que los proveedores están encontrando nuevas formas de monetización vinculadas a estas capacidades avanzadas.