Los operadores de la nube enfrentan nuevos retos para ofrecer servicios IoT

  • Infraestructura

Industria IoT amenazas

A raíz de la pandemia muchas organizaciones quieren apoyarse en la nube para construir el ecosistema de IoT, buscando más facilidad para desplegar estrategias de automatización. Según los expertos, esto va a generar grandes oportunidades para los proveedores cloud, que ahora tienen la ocasión de revalorizar su posición como líderes en conectividad, aunque deberán afrontar numerosos desafíos para lograrlo.

Recomendados: 

Inteligencia Artificial, ¿cómo lo aplico en mi empresa? Webinar

Cómo abordar la complejidad de un programa de Gestión de Identidades y Gobernanza Leer 

Las estrategias de transformación digital de muchos sectores se apoyan en la automatización, entre otras cosas, lo que está dando alas al mercado de dispositivos y plataformas Internet of Things. Esto significa crear redes dedicadas para interconectar estos dispositivos, y existen diferentes enfoques y proveedores que pueden proporcionar este tipo de servicios, desde empresas especializadas a proveedores de telecomunicaciones y de servicios en la nube (CSP).

Pero la pandemia ha ralentizado o bloqueado muchos de los proyectos de despliegue de IoT, ya que las empresas han tenido que priorizar el gasto en otras áreas más importantes para resistir la crisis. Ahora que la economía y los gobiernos están más adaptados a la nueva realidad, muchos de estos proyectos van a continuar, pero no necesariamente siguiendo los planes iniciales. Según las últimas investigaciones de IDC, esto genera nuevas oportunidades para los proveedores de servicios en la nube, que pueden ganar más participación en este mercado. Sobre todo, en economías emergentes como Asia Pacífico, aunque para ello deben cambiar su estrategia para sacar partido de esta reactivación.

Como explica Yash Jethani, gerente de investigación de telecomunicaciones e IoT en IDC Asia Pacífico, “ir más allá de las ofertas de solo conectividad en el espacio de IoT requiere un mapeo de los activos, los resultados asociados y los puntos de contacto con el cliente. Las ofertas de conectividad más también necesitan una estrecha colaboración entre los proveedores de plataformas, los objetivos comerciales relacionados y las soluciones de CSP”.

Para que puedan aprovechar esta situación y ganar puntos frente a la competencia, los expertos de IDC recomiendan a los operadores que se esfuercen por demostrar que son capaces de ofrecer un buen retorno de la inversión gracias a una mayor eficiencia y productividad, y a una mejor experiencia del cliente. Asimismo, necesitarán optimizar la potencia de computación en función de los flujos cambiantes de datos provenientes de IoT, que después se procesan mediante inteligencia artificial y aprendizaje automático. Y, finalmente, destacan que se debe garantizar la privacidad de datos y la integración de la seguridad con API abiertas, lo que ofrece más opciones a los clientes.