Aumenta el uso de dispositivos IoT con conectividad a redes móviles

  • Infraestructura

TD IoT

Al dotar de conectividad celular a los dispositivos IoT los proveedores de telecomunicaciones se enfrentan a un aumento considerable de las conexiones activas. Esto va a imponer una serie de condicionantes que deberán abordar para proporcionar servicios fiables a los clientes, tanto consumidores como empresas, que se van a convertir en los principales usuarios de estos aparatos.

Recomendados: 

Inteligencia Artificial, ¿cómo lo aplico en mi empresa? Webinar

Cómo abordar la complejidad de un programa de Gestión de Identidades y Gobernanza Leer 

Según los expertos, este año ya se contabilizan unos 6.600 millones de dispositivos IoT activos en todo el mundo. De ellos, 840 millones basan su conectividad en redes celulares, lo que por ahora sólo representa menos del 8% del total de conexiones móviles. Pero este porcentaje va a aumentar en los próximos años, y los expertos pronostican que para 2026 habrá un total de 5.700 millones de estos dispositivos, lo que impulsará una importante transformación en la industria de telecomunicaciones.

Como explican los analistas de ABI Research en su último informe, en 2014 existían unos 180 millones de dispositivos IoT celulares activos, y los proveedores de telecomunicaciones no han tenido muchos problemas en este tiempo para proporcionar la conectividad necesaria, ya que los smartphones han acaparado la mayor parte del ancho de banda móvil. Seis años después, el volumen de estos aparatos es algo más de 4,5 superior, pero los operadores todavía no tienen dificultades, algo que podría cambiar en los próximos seis años, para cuando se espera que se multipliquen por casi 7.

Para Jamie Moss, director de investigación de IoT e IdT en ABI Research, “se están implementando más dispositivos inteligentes y más tipos de dispositivos se están volviendo inteligentes. Está claro que ahora se necesita la capacidad de conectar diversos tipos de dispositivos de IoT, con diferentes necesidades, a escala masiva y con cobertura global”. Por ello, afirma que “las plataformas de administración de conectividad (CMP) de próxima generación y las soluciones de cobertura de conectividad global son clave para lograr esta tarea”.

En su informe explica que, aunque las grandes empresas han sido las pioneras en la implementación de tecnologías IoT celulares, solo representan una porción del mercado. Así, las empresas de menor tamaño van a ser las responsables de impulsar el mercado en el futuro, aprovechando la experiencia que brindan los especialistas y los pioneros en la materia. Ejemplos de elo se verán en diferentes ámbitos empresariales, icluyendo diferentes segmentos industriales.

En opinión de Moss, “los CMP de próxima generación, como floLIVE, pueden proporcionar conectividad internacional para las empresas al permitir que los operadores se conviertan en Operadores de Redes Virtuales Móviles Internacionales (MVNO). La red central de un proveedor de CMP puede administrar colectivamente el enrutamiento del tráfico de IoT a través de las RAN de muchos clientes de operadores, lo que les permite vender servicios de IoT internacionales con la garantía de un precio único para los datos y una QoS constante”.

Aunque afirma que los operadores necesitan algo más que una plataforma para administrar la conectividad, ya que requieren la ayuda de terceras partes que proporcionen conectividad administrada a nivel global para garantizar el roaming a los clientes. Y concluye que, “solo entonces los operadores podrán convertirse en jugadores efectivos de IoT a nivel nacional e internacional”.