Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

IoT se beneficia del crecimiento de soluciones de seguimiento de activos

  • Infraestructura

contenedores

Durante lo peor de la pandemia las cadenas de suministro han sufrido numerosas interrupciones por la paralización de fábricas y empresas de logística internacional. Esto ha revelado la debilidad del sistema actual, ante lo que muchas empresas están invirtiendo en el mercado de seguimiento de activos, impulsando la expansión de los nuevos dispositivos IoT.

Una de las principales áreas de expansión de las tecnologías IoT de uso empresarial está en el seguimiento de activos, y a raíz de la pandemia global se ha demostrado la acuciante necesidad de mejorar este aspecto de las cadenas de suministro. Tras declararse oficialmente la pandemia global numerosas fábricas y empresas de logística, comercio y de otros muchos sectores, comenzaron a experimentar interrupciones en los envíos de todo tipo de productos. Esto reveló lo mal integradas que están muchas cadenas de suministro, y las dificultades que hay para realizar un adecuado seguimiento de activos.

Aquí es donde entra en juego el concepto de Internet of Things, que proporciona diferentes soluciones de nueva generación para el seguimiento de activos, tanto dentro de las empresas como entre clientes y proveedores, a lo largo de toda la cadena de suministro. Según la última investigación realizada por ABI Research, desde 2020 hasta 2024 los envíos de dispositivos de seguimiento de activos crecerán a una tasa interanual del 51%.

En los últimos tiempos se está produciendo una rápida expansión de la cobertura de LPWAN, mientras que avanza la madurez tecnológica de esta categoría de soluciones y se logra una mayor miniaturización y sofisticación de los dispositivos IoT empleados en el seguimiento de activos. Según los expertos, estos factores son la clave para trasladar las capacidades de seguimiento de activos de los mercados de alto valor, donde tradicionalmente se ha logrado una mayor cobertura, a los mercados de bajo valor y de mayor volumen. Esto permitirá que en los próximos años se incrementen de forma exponencial los envíos de este tipo de dispositivos, que acabarán representando la mayor parte de mercado en términos de volumen.

Como explica Tancred Taylor, analista de investigación de ABI Research, “los dispositivos de hardware para el mercado de seguimiento de activos están dominados principalmente por la necesidad de equilibrar el consumo de energía, el factor de forma y el costo del dispositivo. El equilibrio y el compromiso entre estos tres deben lograrse en función del caso de uso y están dictados por el caso de negocios y el posible retorno de la inversión para el cliente. A medida que estas limitaciones se ven marginadas por mayores volúmenes de adopción, por tecnologías emergentes como eSIM o System-on-Chip, y por componentes y conectividad cada vez más de bajo consumo, también lo harán las limitaciones en el caso de negocio”.

Para los expertos, la adopción temprana del seguimiento de activos se circunscribió a las industrias de flotas, contenedores y logística, y en el futuro cercano seguirá siendo el segmento dominante del mercado. Pero actualmente se está expandiendo para incluir nuevas organizaciones de menor tamaño, y esto se logrará gracias al desarrollo de nuevos dispositivos de bajo coste, que podrían ser asequibles para empresas medianas y pequeña.

En opinión de Taylor, “si bien hay un trabajo extenso por hacer en el lado del hardware para hacer rastreadores de bajo costo que se pueden conectar de forma sencilla a cualquier objeto, muchos OEM están cambiando de un modelo solo de hardware a un enfoque más consultivo para los requisitos del cliente, que permite ofrecer soluciones personalizadas de principio a fin”. Y afirma que “la flexibilidad, la simplicidad y el costo son cruciales para ganar tracción empresarial”.