La conectividad IoT vía satélite ofrece nuevas oportunidades

  • Infraestructura

agricultura dron IoT

La necesidad de automatizar y dotar de conectividad a nuevas industrias está superando la capacidad de las telecomunicaciones terrestres, generando nuevas oportunidades para los proveedores de redes y servicios IoT satelitales. A raíz de la pandemia nuevos sectores están explorando las posibilidades que ofrecen los proveedores de conectividad satélital, por ejemplo, para la gestión de flotas, el seguimiento de activos a nivel global o la agricultura, que en los próximos años generarán de un mercado floreciente de tecnologías y servicios.

Recomendados: 

Inteligencia Artificial, ¿cómo lo aplico en mi empresa? Webinar

Cómo abordar la complejidad de un programa de Gestión de Identidades y Gobernanza Leer 

El ritmo acelerado de transformación digital que se ha impuesto desde la pandemia está afectando a sectores como el de la logística, que se ve en la necesidad de digitalizar muchos procesos y tener una mejor conectividad. Pero también está expandiéndose a industrias que estaban más rezagadas en este proceso, como las del sector primario, que ahora miran con mejores ojos las tecnologías basadas en dispositivos conectados. Pero en el último año el mercado tradicional de telecomunicaciones ha encontrado un nuevo competidor en los proveedores de redes satelitales, que ya han comenzado a prestar servicio en ciertas regiones, y se están expandiendo rápidamente.

Según una reciente investigación de ABI Research, la pandemia ha abierto nuevas oportunidades para estos proveedores emergentes, que están viendo cómo se abren nuevos espacios para proporcionar servicios comerciales a empresas. Los expertos destacan casos de uso específicos que ya están proliferando, como los vinculados al sector agrícola, al seguimiento de activos y el control de flotas en la logística y el transporte de personas. Y explican que los proveedores de conectividad satelital pueden sacar partido de su principal ventaja, que es la ubicuidad, ante la falta de fiabilidad que presentan las redes de telecomunicaciones terrestres en lugares remotos y en períodos de tránsito.

Como explica Harriet Sumnall, analista de investigación de ABI Research, “el 41% de la población mundial no tiene acceso a Internet actualmente, lo que destaca una oportunidad significativa para los proveedores de satélites. La pandemia de COVID-19 ha provocado un fuerte aumento no solo en el trabajo remoto, sino también una mayor necesidad de acceso remoto a máquinas, edificios y otros activos importantes para las operaciones comerciales. Esto presenta una oportunidad significativa para que los proveedores de satélites profundicen en nuevos mercados verticales con servicios de IoT”.

Comenta que a medida que va madurando el mercado están surgiendo nuevos proveedores de tecnología y servicios de conectividad satelital centrados especialmente en ciertas aplicaciones de IoT, como Iridium, Kepler Communications e Hiber. Este ecosistema creciente está pudiendo desarrollarse gracias al progreso de los líderes en conectividad satelital, y también a la apuesta cada vez mayor de clientes de nuevos sectores, que buscan una conectividad más fiable en situaciones, ubicaciones y casos de uso que no pueden ser satisfechos por los proveedores de telecomunicaciones convencionales.

Además, a mediad que se va desarrollando la tecnología están surgiendo los nuevos satélites de alto rendimiento (HTS) y, posteriormente, los satélites de muy alto rendimiento (VHTS), que permiten una mejor conectividad para aplicaciones IoT en las que hace falta dar servicio a grandes despliegues de dispositivos. A esto se suma el desarrollo de tecnologías más asequibles para los proveedores, gracias en gran medida al avance de las nuevas redes de órbita baja, lo que permite llegar a nuevos clientes.

Sumnall concluye su informe diciendo que “la conectividad satelital no debe pasarse por alto para las soluciones de IoT, ya que los satélites pueden ofrecer no solo una mayor cobertura en las redes terrestres, sino también reducir la oferta de dispositivos para la cobertura global a tan solo un sesgo de dispositivo único. Por estas razones, los fabricantes de equipos originales de dispositivos deberían agregar tecnología satelital a su cartera de conectividad”.