Las redes de datos satelitales podrían ofrecer servicios de telefonía

  • Infraestructura

Internet Redes

Recientemente, la empresa Starlink, responsable de la primera red de datos satelital de Elon Musk, ha solicitado permiso a las autoridades estadounidenses para proporcionar servicios de telefonía dentro de sus fronteras. De obtenerlo, esto sentaría las bases de una nueva gama de servicios de comunicaciones proporcionados a través de estos satélites de órbita baja, que podrían eliminar los huecos en la red del país, y posteriormente de otras regiones.

Recomendados: 

IT Trends 2021. La TI salva el negocio Webinar

Cómo abordar la complejidad de un programa de Gestión de Identidades y Gobernanza Leer

Soluciones de conmutación para el centro de datos Leer 

La empresa Starlink ya ha desplegado una gran cantidad de satélites de órbita, con los que está construyendo una red de datos espacial que acabará abarcando la mayor parte del mundo. Estos ambiciosos objetivos han logrado el apoyo de la mayoría de reguladores de telecomunicaciones internacionales, y la empresa ya proporciona servicios en diferentes regiones, incluida España, la mayoría en fase beta. Pero sus objetivos son más ambiciosos, y ahora han solicitado a la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) estadounidense permiso para prestar servicios como ETC (Operador de Telecomunicaciones Elegible).

Con ello, la compañía quiere operar como proveedor de servicios de telefonía, proporcionando llamadas de voz a los usuarios en zonas sin cobertura. Y, según el documento presentado ante la agencia regladora norteamericana, en su plan se incluye un servicio de bajo coste para personas con pocos recursos. De obtener este permiso oficial, la compañía podría operar como proveedor de comunicaciones de voz dentro de Estados Unidos, sentando las bases de un nuevo mercado de telecomunicaciones de escala global, basado en esta nueva generación de satélites.

Hasta el momento, esta empresa ha puesto en órbita una gran cantidad de estos satélites, con los que ya dispone de suficiente cobertura en el país, pero su propuesta no es que los móviles se conecten directamente a los satélites como si fuesen repetidores, sino ofrecer servicios de Voz sobre IP (VoIP), a través de Internet, inicialmente entre teléfonos fijos conectados a sus estaciones de enlace satelital.

Estas transformarían las llamadas convencionales en flujo de datos transmitibles a través de Internet, que se enviarían a través de la red satelital hasta su destino, emulando los servicios de telefonía tradicionales como lo hacen los de VoIP. Así, este sistema se integraría con las redes preexistentes, cerrando las brechas de acceso a telefonía en lugares sin cobertura celular. Por ahora no está claro que pueda obtener este permiso, pero de lograrlo se abriría un nuevo mercado de servicios de telefonía fija y móvil que otras empresas vinculadas a las comunicaciones satelitales podrían abordar, siguiendo la transición que se ha ido realizando hacia la telefonía sobre IP en segmentos como el empresarial.