Reino Unido recupera sus opciones de internet satelital rescatando OneWeb

  • Infraestructura

Satelite_OneWeb

El gobierno de Reino Unido se ha aliado con un conglomerado indio para rescatar OneWeb, la compañía británica que antes de su quiebra había comenzado el despliegue de una nueva red de internet satelital. Esta alianza permitirá a la empresa continuar con su proyecto, que en su momento logró dar el primer paso para construir la primera red de internet satelital de Europa.

Recomendados: 

Cómo abordar la complejidad de un programa de Gestión de Identidades y Gobernanza Leer 

Gestión de identidades en la Educación Superior Leer 

La empresa británica OneWeb logró comenzar el despliegue de la primera red de internet satelital en nuestra región, obteniendo una financiación de 2.400 millones de libras que le permitieron colocar en órbita un total de 74 satélites de comunicaciones. Este fue el primer paso de un ambicioso proyecto con el que pretendía proporcionar acceso a Internet de banda ancha en toda la geografía del Reino Unido, y posteriormente, no solo en el resto de Europa, sino en todo el mundo.

Pero ya antes del coronavirus los inversores comenzaron a retirar su apoyo a este gran proyecto, lo que acabo por llevar a la empresa a la ruina, quedándose en una complicada situación, a la espera de saber si el propio gobierno del país estaría o no dispuesto a rescatarla, considerando que se podía convertir en una infraestructura crítica de cara al futuro.

Finalmente, tras muchas deliberaciones y varios meses después de declarar públicamente su mala situación, se ha hecho público que el gobierno británico se ha aliado con un conglomerado empresarial indio para rescatar a OneWeb de la bancarrota. Esta firma es Bharti Global Ltd., que junto al gobierno proporcionarán los fondos necesarios para continuar con este proyecto, que permitirá a Reino Unido situarse a la vanguardia de la tecnología de comunicaciones espaciales en el futuro próximo.

Con este movimiento, el gobierno podrá formar parte de una empresa que podría convertirse en un importante pilar del desarrollo tecnológico de la región, ya que la tecnología de Internet satelital será clave para mejorar las comunicaciones en lugares de difícil acceso para las redes convencionales, y para el transporte aéreo y marítimo, algo clave para un país insular. En su comunicado oficial, el gobierno británico afirma que “esta es una inversión estratégica significativa, que demuestra el compromiso del gobierno con el sector espacial del Reino Unido y la ambición de poner a Gran Bretaña a la vanguardia de una nueva era espacial comercial”.

Por su parte, Bharti logrará seguir evolucionando en el mercado de las telecomunicaciones de nueva generación, una industria en la que ya cuenta con otras empresas proveedoras de banda ancha. Entre el ejecutivo y esta compañía pretenden reanudar enseguida las operaciones de despliegue de satélites de OneWeb, y se espera que este mismo diciembre pongan en órbita otros 34-36 satélites, elevando la cifra total a 110. Y, como informa el gobierno, “OneWeb está en camino de comenzar los servicios de conectividad comercial al Reino Unido y la región ártica a finales de 2021, y se expandirá para brindar servicios globales en 2022”.

En palabras de Alok Sharma, secretario comercial, “esta inversión estratégica demuestra el compromiso del gobierno con el sector espacial del Reino Unido a largo plazo y nuestra ambición de poner a Gran Bretaña a la vanguardia de los últimos avances en tecnología espacial. El acceso a nuestra propia flota global de satélites tiene el potencial de conectar a personas en todo el mundo, proporcionando banda ancha rápida respaldada por el Reino Unido desde las Shetlands hasta el Sahara, y de Polo a Polo”.